Croquetas de calabaza y queso curado

Croquetas de calabaza y queso

Estas croquetas de calabaza y queso curado son una delicia. No hay a nadie que no le gustarán en la mesa y no éramos pocos. Se convirtió así en la sorpresa entre los entrantes de Navidad a pesar de su sencillez, por eso os invito a probarlas.

Calabaza, queso y cebolla, eso son los ingredientes principales de estas croquetas, además claro de la leche, la harina y algunas especias. No creáis que por ser croquetas tendréis que trabajar tanto la bechamel como en unas tradicionales, aquí todo va mucho mas rápido como comprobaréis.

Suaves y cremosas, la textura de estas croquetas es muy agradable. Saben a calabaza y también a queso y el color anaranjado les da mucha presencia. Si os gusta elegid un queso curado con carácter, les irá estupendo a estas croquetas. ¿Os animaréis a hacerlas?

La receta

Croquetas de calabaza y queso curado
Estas croquetas de calabaza y queso curado son suaves y cremosas. Un entrante caliente perfecto para una mesa de fiesta o una cena informal.

Autor:
Tipo de receta: Entrantes
Raciones: 5

Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 

Ingredientes
  • 300 g. de calabaza limpia
  • 1 cebolla
  • 150 g. de queso curado de oveja, rallado
  • 50 g. de harina
  • 40 ml. de leche
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada
  • 2 huevos para rebozar
  • Pan rallado para rebozar

Preparación
  1. Cortamos la calabaza en 8 trozos y la asamos en el horno hasta que esté tierna, pero sin dejar que se deshaga. También podemos cocerla en el microondas unos ocho minutos a máxima potencia. Después trituramos y reservamos.
  2. A continuación picamos la cebolla en la picadora para que quede muy fina y la rehogamos en una sartén grande con un poco de aceite hasta que empiece a tomar color, unos ocho minutos
  3. Entonces, añadimos la calabaza triturada y una pizca de sal, pimienta y nuez moscada y mezclamos.
  4. A continuación añadimos la harina y removemos tres minutos para que se cocine.
  5. Después, agregamos la leche y el queso rallado y cocinamos unos minutos más sin dejar de remover hasta que la masa coja consistencia. La consistencia normal de unas croquetas.
  6. Entonces, vertemos la masa en una bandeja y tapamos con film transparente a piel.
  7. Dejamos que la masa se temple 15 minutos y después llevamos al frigorífico y dejamos enfriar unas horas o toda la noche.
  8. Luego, formamos las croquetas y las pasamos por huevo batido y pan rallado.
  9. Por último freímos en aceite de oliva para disfrutar de las croquetas de calabaza y queso curado.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.