Croquetas de calabaza y queso curado

Croquetas de calabaza y queso

Estas croquetas de calabaza y queso curado son una delicia. No hay a nadie que no le gustarán en la mesa y no éramos pocos. Se convirtió así en la sorpresa entre los entrantes de Navidad a pesar de su sencillez, por eso os invito a probarlas.

Calabaza, queso y cebolla, eso son los ingredientes principales de estas croquetas, además claro de la leche, la harina y algunas especias. No creáis que por ser croquetas tendréis que trabajar tanto la bechamel como en unas tradicionales, aquí todo va mucho mas rápido como comprobaréis.

Suaves y cremosas, la textura de estas croquetas es muy agradable. Saben a calabaza y también a queso y el color anaranjado les da mucha presencia. Si os gusta elegid un queso curado con carácter, les irá estupendo a estas croquetas. ¿Os animaréis a hacerlas?

La receta

Croquetas de calabaza y queso curado
Estas croquetas de calabaza y queso curado son suaves y cremosas. Un entrante caliente perfecto para una mesa de fiesta o una cena informal.
Autor:
Tipo de receta: Entrantes
Raciones: 5
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 300 g. de calabaza limpia
  • 1 cebolla
  • 150 g. de queso curado de oveja, rallado
  • 50 g. de harina
  • 40 ml. de leche
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada
  • 2 huevos para rebozar
  • Pan rallado para rebozar
Preparación
  1. Cortamos la calabaza en 8 trozos y la asamos en el horno hasta que esté tierna, pero sin dejar que se deshaga. También podemos cocerla en el microondas unos ocho minutos a máxima potencia. Después trituramos y reservamos.
  2. A continuación picamos la cebolla en la picadora para que quede muy fina y la rehogamos en una sartén grande con un poco de aceite hasta que empiece a tomar color, unos ocho minutos
  3. Entonces, añadimos la calabaza triturada y una pizca de sal, pimienta y nuez moscada y mezclamos.
  4. A continuación añadimos la harina y removemos tres minutos para que se cocine.
  5. Después, agregamos la leche y el queso rallado y cocinamos unos minutos más sin dejar de remover hasta que la masa coja consistencia. La consistencia normal de unas croquetas.
  6. Entonces, vertemos la masa en una bandeja y tapamos con film transparente a piel.
  7. Dejamos que la masa se temple 15 minutos y después llevamos al frigorífico y dejamos enfriar unas horas o toda la noche.
  8. Luego, formamos las croquetas y las pasamos por huevo batido y pan rallado.
  9. Por último freímos en aceite de oliva para disfrutar de las croquetas de calabaza y queso curado.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.