Lasaña de espinacas y atún

Lasaña de espinacas y atún

Lasaña de espinacas y atún, una combinación deliciosa.

La lasaña de espinacas y atún es un clásico en casa de mis padres, siempre que paso unos días con ellos cae. Y es que además de que la combinación con el atún es deliciosa es una receta muy sencilla y rápida… Hay quien piensa que hacer lasaña es engorroso, pero para nada!! Es entretenido, tal vez, pero merece la pena porque de una tacada te salen muchas raciones. Además…¿Quien no tiene un par de latas de atún en casa?

Lo estupendo de las lasañas es que se pueden dejar preparadas con antelación, y a la hora de comer solo hay que darle un golpe de horno y un gratinado, así disfrutaremos de un crujiente gratín y un relleno super cremoso. Otro punto a favor de esta lasaña es que queda perfectamente una vez descongelada, así que ya que estáis haced de más y solucionada la comida de otro día. Pues lo dicho, vamos a aprender a hacer una nueva lasaña. Espero que os guste.


Lasaña de espinacas y atún
Lasaña de espinacas y atún
Author:
Prep time: 
Cook time: 
Total time: 
Ingredients
  • 1 paquete de pasta para lasaña
  • Espinacas frescas, 300gr
  • 2 latas de atún en aceite
  • 1 cebolla
  • ½ litro de leche
  • 50 gr aceite de oliva
  • 50 gr de harina
  • nuez moscada
  • salsa de tomate
  • queso rallado
  • aceite de oliva
  • sal
Instructions
  1. Lo primero que haremos será la salsa bechamel. En un cazo ponemos los 50 ml de aceite de oliva y la harina, disolvemos bien y cocinamos unos minutos. Tomará algo de color y dejará de oler a harina cruda. Ahora añadimos de golpe la leche que habremos calentado previamente. Toca mezclar con unas varillas sin parar puesto que rápidamente espesará y corremos el riesgo de que se pegue. Añadimos sal y nuez moscada al gusto. Reservar.
  2. Pasamos a preparar el relleno. En una sartén con un hilo de aceite de oliva vamos poniendo las espinacas frescas, parece que no entran todas pero en cuestión de unos minutos habrán menguado una barbaridad. Apartamos en un bol.
  3. En la misma sartén ponemos un chorro de aceite de oliva y añadimos la cebolla picadita, la cocinamos hasta que esté transparente.
  4. Ahora añadimos las espinacas que teníamos apartadas y el atún. Mezclamos.
  5. Es el momento de añadir la mitad de la salsa bechamel que teníamos reservada. Ahora tenemos un relleno de lo más cremoso.
  6. Preparamos la pasta de la lasaña según aconseje el fabricante. Nosotras compramos la precocida, solo hay que mojarla en agua caliente unos minutos para que hidrate un poco y lista para usar.
  7. Ahora vamos a montar la lasaña. En una bandeja apta para horno ponemos un par de cucharadas de bechamel en el fondo, empezamos con una capa de pasta, un par de cucharadas de salsa de tomate frito, un puñadito de queso y añadimos relleno, más pasta, salsa de tomate, queso y relleno...así hasta acabar con el relleno.
  8. Acabamos vertiendo sobre la lasaña el resto de la salsa bechamel, rallamos un poco de queso y nos vamos directos al horno para gratinar hasta que esté doradito.
  9. En unos minutos podremos disfrutar de esta lasaña casera deliciosa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rate this recipe: