0

Costillas de cordero a la miel

Print Friendly

lasrecetascocina Costillas de cordero a la miel

¡Hola a todos! ¿Os apetece un plato de carne algo diferente?. Hoy os voy a contar cómo podéis preparar unas costillas de cordero a la miel, es una receta muy fácil de preparar, los ingredientes son bien simples y prácticamente se prepara sola, ya que tan solo tendremos que poner a macerar las costillas y luego meterlas en el horno hasta que estén hechas. Y además de todo esto ¡Están muy ricas!.

Tiempo de preparación: 5 min.

Tiempo de horneado: 40 min. aprox.

Grado de dificultad: Fácil

Indredientes:

  • Costillas de cordero
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Para la guarnición:

  • En este caso, zanahorias.

Elaboración:

En un recipiente grande vamos a añadir la cebolla cortada en cuadritos, el diente de ajo en rodajas, las dos cucharadas de miel, la cucharada de aceite de oliva, la sal y la pimienta. Mezclamos bien e introducimos las costillas, removiendo para que se impregnen bien de la mezcla que hemos hecho. Las dejamos macerar durante 1 hora.

Pasado ese tiempo encenderemos el horno para que vaya calentándose, engrasaremos ligeramente una bandeja de horno y colocaremos en ella las costillas. En el recipiente que hemos utilizado para macerarlas vamos a añadir un vaso de agua, removemos y lo añadimos a la bandeja. En mi caso añadí también un fondo de zanahorias cortadas en rodajas. Metemos la bandeja en el horno y dejamos que se cocine durante 40 minutos aproximadamente a 180ºC (El tiempo y la temperatura son orientativos, pueden variar de un horno a otro).

Lasrecetascocina2 Costillas de cordero a la miel

A la hora de servir…

Yo las serví con un poco de zanahorias pero el acompañante podría haber sido otro como patatas, una ensalada o una mezcla de verduras al vapor, por ejemplo.

Sugerencias sobre la receta:

  • Se puede variar la cantidad de miel si se desea.
  • Este macerado se puede utilizar también con chuletas.
  • Puedes darle un toque más original aún añadiendo el zumo de medio limón, un poco de romero o tomillo.

Lo mejor…

Como veis se hace prácticamente sola, lo que nos permite hacer otras cosas durante el tiempo de macerado y horneado.

Más información: Albóndigas con calabacín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title="" rel=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>