Tarta San Marcos

Tarta San Marcos

¿Tenéis algo que celebrar? La tarta San Marcos es perfecta como postre en tales ocasiones. Este clásico de la repostería española gusta a casi todo el mundo y es relativamente sencilla de preparar. No necesitarás muchas herramientas ni útiles para ello mas allá de una batidora y un soplete o quemador eléctrico.

La base para esta tarta es un sencillo bizcocho genovés, que rellenaremos de nata montada y nata montada de cacao. Aunque probablemente el sello mas característico de esta tarta sea su cubierta de yema tostada, ¡riquísima! A mi esta capa me gusta bien gruesa pero, ¡para gustos!

En cuanto a la decoración es muy común terminar esta tarta con almendras laminadas tostadas y nata. En este punto podéis ser mucho mas originales que yo si tenéis ideas para ello. ¿Os animáis a prepararla? Es una propuesta ideal para perderle el miedo a este tipo de preparaciones.

La receta (para un molde de 15 cm.)

Tarta San Marcos
La tarta San Marcos es un clásico de la repostería española. Un postre que siempre es bien recibido en una celebración.
Autor:
Tipo de receta: Postre
Ingredientes
Para el bizcocho (15cm):
  • 3 huevos L
  • 108 g. de azúcar
  • 125 g. de harina de repostería
  • 2,5 cucharadas de mantequilla fundida
Para el almíbar:
  • 100 g. de azúcar
  • 100 g. de agua
  • Un chorrito de zumo de limón
  • 1 cucharadita de brandy
Para el relleno:
  • 500 g. de nata para montar
  • 130 g. de azúcar
  • 1,5 cucharadas de cacao en polvo
Para cobertura de yema tostada:
  • 130 g azúcar
  • 40 g de agua
  • Un chorrito de zumo de limón
  • ½ cucharadita de esencia de vainilla
  • 3 yemas
  • 5,5 g de maicena
  • Azúcar para tostar
  • 100 g de almendras fileteadas para decorar
Preparación
  1. Preparamos el bizcocho. Para ello calentamos el horno a 180º C, engrasamos un molde desmontable de 15 centímetros de diámetro y lo espolvoreamos con harina.
  2. Batimos los huevos con el azúcar y la sal hasta que blanqueen y crezcan en volumen. Unos 8 minutos.
  3. Añadimos la harina tamizada y mezclamos con movimientos envolventes utilizando una espátula. Finalmente, echamos la mantequilla y mezclamos de nuevo para integrar.
  4. Vertemos la masa en el molde y horneamos durante 30 minutos o hasta que el bizcocho este hecho. Después, sacamos del horno, dejamos que repose 10 minutos sobre una rejilla y lo desmoldamos para que termine de enfriarse.
  5. Una vez frío cortamos el bizcocho en tres capas con una lira o un cuchillo de sierra
  6. Mientras el bizcocho se enfría preparamos el almíbar llevando a ebullición en un cazo todos sus ingredientes: agua, azúcar, zumo de limón y brandy. Una vez el azúcar se haya diluido, retiramos del fuego, lo ponemos en un bol y lo dejamos enfriar.
  7. Aprovechamos también para montar la nata con el azúcar del relleno. Una vez hecho, dividimos la masa en dos cuencos (un poquito más en una que en otra) y a la mas pequeña le añadimos el cacao y mezclamos. Reservamos ambas masas en la nevera.
  8. Finalmente preparamos la cobertura de yema tostada. Para ello ponemos en un cazo el agua, el azúcar, el zumo de limón y la esencia de vainilla, y llevamos a ebullición. Después bajamos el fuego y cocemos cinco minutos. Una vez hecho, retiramos del fuego y dejamos templar un poco.
  9. Después, en un bol batimos las yemas con la maicena. Añadimos a esta mezcla la anterior (el almíbar para la cobertura de yema tostada) y mezclamos. Pasamos por un colador y cocinamos la mezcla resultante al baño maría hasta que espese, removiendo con frecuencia.
  10. ¡Llega la hora de montar la tarta! Calamos la primera capa de bizcocho con el almíbar y cubrimos con la nata de cacao, alisando bien la capa. Cubrimos con la segunda capa de bizcocho, la calamos en almíbar y rellenamos con tres cuartos de la nata montada.
  11. Tapamos con la tercera capa de bizcocho y alisamos los bordes con una espátula. Después, si la cobertura de yema tostada esta ya templada o fría la añadimos en la superficie. Si no lo está reservamos la tarta en la nevera hasta ese momento.
  12. Una vez colocada la capa de yema tostada y alisada, espolvoreamos con azúcar y la tostamos con un soplete o quemador.
  13. Ya solo nos quedan los toques finales. Cubrimos los bordes con un poco de la nata montada reservada y los tapamos con almendras laminadas que habremos tostado en la sartén.
  14. Finalmente, decoramos con la nata restante y llevamos a la nevera al menos dos o tres horas.
  15. Disfrutamos de la tarta san marcos sacándola 10 minutos antes de la nevera.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.