Rosquillas de anís fritas

Rosquillas de anís fritas

Lo se, las altas temperaturas de estos días no invitan a preparar recetas de este tipo. Pero, ya vendrán días mas llevaderos en los que nos apetezca relajarnos en la cocina y preparar algún dulce para merienda. Y entonces espero que os acordéis de este clásico que os propongo hoy: rosquillas de anís fritas.

Es una receta tan popular que existen numerosas versiones de la misma. No soy muy fan de los postres anisados, pero me gusta probar y darle una oportunidad a recetas como estas. En casa han volado, porque aunque las preparemos con un fin concreto, hay que ser conscientes de que acaban convirtiéndose en una tentación las 24h.

Rosquillas de anís fritas
Las rosquillas de anís fritas que hoy preparamos son un clásicos de nuestra gastronomía popular. Ideales para desayunar o merendar, ¿no creéis?
Autor:
Cocina: Spanish
Tipo de receta: Dessert
Raciones: 25
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 800 g. de harina de todo uso
  • 5 huevos
  • 250 ml. de aceite de oliva suave
  • 250 ml. de azúcar
  • Un puñado generoso de anís verde
  • 2 sobres de levadura tipo Royal
  • Anís dulce
Preparación
  1. Ponemos el aceite en una sartén e incorporamos los granos de anís. Calentamos hasta que coja calor y entonces retiramos del fuego. Dejamos que se enfríe totalmente.
  2. En un bol batimos los huevos hasta que espumen. Entonces, añadimos el azúcar y continuamos batiendo hasta que esté perfectamente integrado.
  3. A continuación añadimos el aceite colado y mezclamos bien.
  4. Mezclamos 500 g. de harina con la levadura. Comenzamos incorporando los 500 g, de harina al bol y mezclando. Después incorporamos poco a poco el resto hasta lograr una masa tierna y manejable que nos permita formar una bola.
  5. Con las manos untadas en aceite, formamos bolas de unos 25 gr. Las vamos colocando sobre la encimera. Cuando terminemos, dejamos que reposen 20 minutos.
  6. Después cogemos dos bolas, las pegamos por la parte plana que ha estado apoyada en la encimera y hacemos un agujero en el centro.
  7. En un cazo profundo, calentamos abundante aceite para freírlas. Vamos echándolas al aceite de una en una por tandas. Es importante controlar la temperatura del aceite para que no se nos quemen por fuera y queden crudas por dentro.
  8. Al sacarlas, las colocamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite e inmediatamente, las pincelamos con anís dulce.

 


Categorías

Postres

Maria Vazquez

La cocina es una de mis aficiones desde que era niña y servía de pinche a mi madre. Aunque poco tenga que ver con mi profesión actual, la cocina... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: