Puré de patatas gratinado, un acompañamiento perfecto

Puré de patatas gratinado

El puré de patatas casero resulta un acompañamiento perfecto tanto para carnes como para pescados y puede serviros de base para elaborar un rico pastel de carne. Requiere poco trabajo y sus ingredientes, básicos, nos permiten incorporar el puré de patatas a nuestro menú de imprevisto.

Este puré de patatas concretamente,  resulta por si solo riquísimo como acompañamiento, sin embargo, he decidido enriquecerlo con poco de queso rayado y darle un golpe de horno. A los niños les encantará y los mayores disfrutarán con este rico puré que puedes presentar en cazuelitas individuales.

Ingredientes

Para 2 cazuelitas individuales

  • 400 g. de patatas
  • 40 g. de mantequilla
  • 150 g. de leche (caliente)
  • Sal al gusto
  • 1/2 cucharita de pimienta molida
  • 1/2 cucharita de nuez moscada
  • Queso
  • Agua

Elaboración

Comenzamos pelando las patatas y cortándolas en cuartos (no las “casques”, haz cortes limpios con un cuchillo bien afilado). Las introducimos a continuación en una cazuela, las cubrimos con agua fría, salamos y ponemos a calentar. Una vez empiece a hervir necesitaremos entre 20-25 minutos para cocer las patatas.

Sacamos con ayuda de una espumadera las patatas a un bol y las aplastamos con un tenedor. Añadimos la mantequilla cortada en cubos y seguimos trabajando con el tenedor. La mantequilla se fundirá con el calor de las patatas.

A continuación iremos agregando la leche caliente poco a poco y trabajando con el mismo tenedor hasta conseguir la consistencia deseada; ni muy espesa, ni muy ligera. Finalmente se añade la pimienta, la nuez moscada y se corrige el punto de sal.

Podemos degustar así mismo nuestro puré de patatas, presentado en cazuelitas, o gratinarlo. Para ello solo debemos rayar queso sobre cada cazuelita, agregar una nuez de mantequilla y llevar al horno durante 15 minutos en modo gratinador a temperatura máxima.

Puré de patatas

Notas

El puré de patatas es preferible servirlo recién hecho para que no pierda textura. Si por tiempo decidís hacerlo antes y reservarlo en la nevera, la mejor manera de recalentarlo será al baño maria, añadiendo unas gotitas de leche y removiendo para incorporarlas. Tras el baño maría podrás repartirlo en el recipiente adecuado para el gratinado final.

Mas información –Pastel de puré de patatas y carne, especial para una cena romántica

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 220

Escribe un comentario