Prueba estas croquetas de gambones al ajillo

croquetas de gambones al ajillo

¿Y si os digo que estas croquetas de gambones al ajillo son unas de las mas ricas que he probado? Se trata de una combinación de sabores clásica que encaja además a la perfección en una mesa de fiesta. Pero no esperéis a la próxima celebración a probarlas. Si os llaman la atención, ¡poneos manos a la masa ya!

La textura de estas croquetas es fantástica, el color de la bechamel es sugerente y su sabor es suave pero muy sabroso. No os resistiréis a probar la bechamel ni tenéis que hacerlo ya que será necesario para ajustar el punto de sal y pimienta entre otros. ¿No tenéis ya ganas de probarlas?

Hacerlas es sencillo pero requiere tiempo. Deberéis trabajar la bechamel al menos durante 35 minutos y hasta que esta tenga la textura adecuada para que al enfriarse resulte lo suficientemente consistente para manejarla con comodidad y al comerla resulte cremosa y ligera.

La receta

Prueba estas croquetas de gambones al ajillo
Estas croquetas de gambones al ajillo son cremosas, suaves e intensas, perfectas como entrante en una mesa de fiesta. ¡Pruébalas!
Autor:
Tipo de receta: Entrantes
Raciones: 10
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 16 gambones
  • 2 dientes de ajo
  • 2 guindillas de cayena
  • 100 g. de mantequilla
  • 100 g. de harina
  • 500 ml. de leche entera caliente
  • 500 ml. de caldo de pescado caliente
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Harina
  • Huevo
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
Preparación
  1. Pelamos los gambones y sofreímos las cabezas del gambón en una sartén con un chorrito de aceite, asegurándonos de presionarlas bien con una cuchara de palo para sacar todo su jugo.
  2. Una vez hecho, retiramos las cabezas y en la misma sartén freímos los dientes de ajo picados, las guindillas y los gambones hasta que estos estén dorados. Cuando lo estén, desechamos las guindillas y retiramos los gambones a un plato.
  3. En la misma sartén, derretimos ahora la mantequilla para después cocinar la harina en esta durante dos minutos.
  4. A continuación, vertemos poco a poco la leche y el caldo removiendo tras cada adición para que el roux los absorba.
  5. Una vez hayamos incorporado toda la leche y el caldo, añadimos los gambones picados, una pizca de nuez moscada, salpimentamos y cocinamos la masa alrededor de 30 minutos, hasta que al pasar la cuchara esta deje un camino claro a su paso y la masa se separe con facilidad de las paredes de la sartén.
  6. Probamos, rectificamos el punto de sal y nuez moscada si fuera necesario y una vez hecho vertemos la masa en un recipiente. Colocamos sobre este papel film, de forma que este quede en contacto con la masa, y dejamos templar a temperatura ambiente.
  7. Una vez templada, llevamos a la nevera para que termine de enfriarse.
  8. Con la masa fría llega el momento de dar forma a las croquetas.
  9. A continuación, las pasamos primero por harina, después por huevo y finalmente por pan rallado. Para terminar, freímos las croquetas de gambones en abundante aceite.

 


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.