Guiso de lentejas con zanahoria y calabaza asada

Guiso de lentejas con zanahoria y calabaza asada

¿Cómo organizáis vosotros las comidas? A mi me gusta cocinar dos o tres platos durante el fin de semana y guardarlos en tuppers para tener parte del trabajo hecho entre semana. Hoy he cocinado este guiso de lentejas con zanahoria y calabaza asada y lo he hecho por dos con el fin de guardar alguna ración.

Las lentejas son mi legumbre favorita, ¡no me canso nunca de ellas! Me gusta cocinarla con verduras y suelo variar estas para no caer en el aburrimiento. La calabaza asada le aporta un sabor dulce que particularmente me gusta mucho. Podría haberla cocino con las lentejas pero al asarla su sabor le da al guiso un toque mucho mas especial.

Guiso de lentejas con zanahoria y calabaza asada
Las lentejas con zanahoria y calabaza asada que hoy te propongo son un plato muy completo ideal para recargar pilas tras una intensa mañana.
Autor:
Tipo de receta: Main
Raciones: 3
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 1 rueda de calabaza
  • 1 cebolla blanca, picada
  • ½ pimiento rojo, picado
  • 2 zanahorias, en rodajas
  • 1 cucharada de tomate frito
  • 1 taza de lentejas (a remojo durante 2 horas)
  • 3 tazas de caldo de verduras
  • Aceite de oliva
Preparación
  1. Retiramos la piel a la calabaza, la cortamos en trozos gruesos y la colocamos en la bandeja del horno. La introducimos en el horno y la asamos durante 40 minutos a 190ºC.
  2. Mientras, pochamos la cebolla con un par de cucharadas de aceite de oliva en una cazuela.
  3. Pasados 4 minutos incorporamos el pimiento y la zanahoria y sofreímos otros tantos minutos.
  4. Añadimos el tomate frito, las lentejas y el caldo de verduras necesario para cubrirlas. Removemos y llevamos a ebullición.
  5. Una vez hiervas las asustamos con un poco mas de caldo o agua, y dejamos que vuelvan a hervir.
  6. Entonces, bajamos el fuego y dejamos que cuezan durante 25 minutos mas o menos.
  7. Cuando queden 2 minutos para finalizar la cocción incorporamos la calabaza asada en trozos.
  8. Apagamos el fuego, una vez estén tiernas, y servimos el guiso de lentejas.
  9. Las sobras las guardamos en un recipiente hermético y las metemos en la nevera una vez se enfríen para disfrutarlas entre semana.