Croquetas de gallina para aprovechar los muslos del consomé

Croquetas de gallina

Se acerca el invierno y con el la época de los caldos y consomés. En casa siempre procuramos tener una botella de caldo en la nevera, así como aprovechar los muslos de gallina o pollo que hayamos utilizado para su elaboración. Una de las formas mas sencillas de hacerlo, es cocinando estas deliciosas croquetas.

A los niños les encantan las croquetas; incluso cuando se encuentran mas inapetentes puedes convencerlos con un buen plato de estas, ya sean de gallina, de pringá o jamón. Las croquetas de gallina resultan muy suaves y son realmente sencillas de hacer, basta con trabajar correctamente la bechamel. Sírvelas en la cena o como aperitivo, en bolas mas pequeñitas.

Ingredientes

Para 20-25 croquetas

  • La carne de 1-2  muslos de gallina cocida.
  • 50 gramos de mantequilla
  • 1/2 cebolla pequeña
  • 50 gramos de harina
  • 500 ml de leche entera
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Nuez moscada
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 Huevo
  • Pan rallado

Croquetas de gallina

Elaboración

Eliminamos la piel y los huesos del muslo de gallina y desmenuzamos la carne. A continuación, la picamos a cuchillo o en la picadora hasta lograr trozos muy pequeños.

Picamos a continuación la cebolla en brunoise muy fina. La pochamos en una sartén con la mantequilla hasta que esté tierna.

Entonces, agregamos la harina y removemos hasta que esta adquiera algo de color (si no cocinamos la harina esta resultará indigesta).

A continuación agregamos poco a poco la leche caliente, sin dejar de remover en ningún momento con las varillas o una cuchara de palo.  Antes de consumir toda la leche, incorporaremos la gallina troceada, salpimentaremos la mezcla y añadiremos una pizca de nuez moscada.

Una vez obtenida la textura que deseamos, dejamos hervir la bechamel por última vez y la vertemos sobre una fuente.  Para evitar que se forme costra cuando se enfríe, es recomendable frotar la superficie de la masa con mantequilla ¡apunta este truco!

Dejamos templar la masa e introducimos después en el frigorífico unos horas.

Sacamos la masa de la nevera y hacemos bolas con las manos. Rebozamos en huevo y pan rallado y freimos en aceite muy caliente por tandas.

Notas

Podéis añadirle a la receta huevo cocido, va genial con la gallina.
Trabaja bien la bechamel, no tengas prisa. Añade poco a poco la leche; trabaja la masa después de cada adición, deja que hierva y continua hasta agotar la leche o hasta obtener la textura deseada.

Mas información – Croquetas de pringá, receta de aprovechamiento

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 290

Un comentario

Escribe un comentario