Croquetas de champiñones y puerro

Croquetas de champiñones y puerro

Las croquetas son un buen recurso como entrante cuando se tienen invitados. Se pueden preparar con antelación, congelar y sacar poco tiempo antes de freírlas para servirlas inmediatamente después en la mesa. Esos pasos seguí con estas croquetas de champiñones y puerro que hoy os propongo.

Si algo tienen estas croquetas es sabor. Un sabor que he reforzado incorporando a la leche un ingrediente «secreto»: champiñones deshidratados. En el paso a paso comparto con vosotros como utilizarlo, aunque no os hará falta hacerlo si no lo encontráis o tenéis a mano en el momento de prepararlas. ¿Nos podemos manos a la masa?

Croquetas de champiñones y puerro
Las croquetas de champiñones y puerro que hoy te propongo están llenas de sabor. Perfectas como entrante cuando tengáis invitados.
Autor:
Tipo de receta: Entree
Raciones: 20
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 20 g. de aceite de oliva virgen extra
  • 20 g. de mantequilla
  • ½ cebolla, picada
  • 1 puerro (parte blanca), picada
  • 120 g. de champiñones frescos, picados
  • 40 g. de harina
  • 80 g. de champiñones deshidratados, triturados
  • 400-450 ml. de leche.
  • Sal y Pimienta.
  • Nuez moscada
  • Pan rallado (para rebozar)
  • Huevo (para rebozar)
Preparación
  1. En una sartén o cazuela colocamos el aceite y la mantequilla a fuego medio.
  2. En otro cazo colocamos la leche con la harina de champiñones secos y la calentamos, manteniéndola caliente hasta que haya que utilizarla.
  3. Cuando la mantequilla se haya derretido y empiece a burbujear incorporamos la cebolla y pochamos durante 8 minutos.
  4. A continuación, añadimos el puerro y rehogamos durante 8 minutos mas.
  5. Después, incorporamos los champiñones y sofreímos hasta que cojan color.
  6. Añadimos la harina y la cocinamos durante 1-2 minutos, removiendo el conjunto.
  7. Salpimentamos y a continuación, incorporamos la leche colada poco a poco, mezclando tras cada adición y dejando que vuelva a hervir. Lo ideal es tomarse este proceso con calma; cuanto mas trabajemos la masa mejor quedará.
  8. Vertemos leche hasta conseguir una consistencia tal que al pasar la cuchara se abra un surco y al remover la mas se suelte con facilidad de las paredes. En ese momento, corregimos el punto de sal, incorporamos nuez moscada a la masa y mezclamos para cocinar la masa 1 minuto mas.
  9. Vertemos la mesa en una fuente y la cubrimos con papel film de forma que este toque la superficie para que no se forme costra. Dejamos enfriar a temperatura ambiente para después llevar a la nevera toda la noche.
  10. Al día siguiente formamos bolitas con las manos y las pasamos por pan rallado, huevo y nuevamente por pan rallado. Si no vamos a freírlas ese día, las congelamos.
  11. Colocamos las croquetas en una fuente (que quepa en el congelador) de forma que no se toquen. Cubrimos con papel film y llevamos al congelador un par de horas. Cuando ya estén congeladas podremos meterlas en una bolsa de congelar sin miedo a que se nos peguen. Así, cuando queramos freírlas podremos sacar la cantidad de croquetas que queramos de la bolsa sin problemas.
  12. Minutos antes de freír las croquetas las sacamos. Las freímos en pequeñas tandas para que la temperatura se mantenga constante.

 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.