Zancarrón con pimientos y morcilla

Zancarrón con pimientos y morcilla

Zancarrón, jarrete... cada lugar tiene su propia forma de denominarlo. En ambos casos nos referimos a la parte alta de la pata del animal, que va desde la pantorrilla hasta la corva. Podemos utilizarlo primero, para hacer un caldo reconfortante y después, para elaborar este fantástico plato con pimientos y morcilla.

En casa desde que tengo uso de razón se ha cocinado de esta manera el zancarrón, una vez ya cocido tras hacer caldo o sopa. El zancarrón con pimientos y morcilla es un estupendo guiso, completo y rápido. Ideal para templar los cuerpos durante el Otoño y el Invierno.

Ingredientes

  • 1/2 kilo de zancarrón (ya cocido)
  • Pimientos rojos asados en tiras
  • Salsa de tomate
  • Morcilla

Salsa de tomate

  • 1 k de tomates
  • 1 cebolla
  • 1 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal
  • Azúcar (misma cantidad que de sal)

Elaboración

Comenzamos preparando la salsa de tomate. Para ello, pelamos la cebolla y la picamos finamente, en dados. Hacemos lo mismo con el diente de ajo.

En una cazuela a fuego medio, rehogamos con aceite de oliva la cebolla y los ajos durante aproximadamente 10 minutos.

Mientras, lavamos bien los tomates bajo el grifo de agua fría. Los rallamos y añadimos a la cazuela.

Agregamos sal y azúcar, mezclamos bien y cocinamos durante 20-30 minutos a fuego suave.

Una vez la salsa de tomate adquiera la textura deseada, retiramos parte del tomate y agregamos a la cazuela los trozos de carne, y los pimientos en tiras. No se trata de bañar los ingredientes en tomate; solo queremos que le de gusto a la mezcla.

Cortamos la morcilla en cachos y la freimos ligeramente antes de incorporarla también a la cazuela.

Dejamos que se cocine todo 5-10 minutos y servimos caliente.

Zancarrón con pimientos y morcilla

Más datos sobre la receta

Tiempo total

Kilocalorías por ración 350

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *