Torrijas de chocolate

receta-terminada

Cuando nos llega el capricho de comer cosas dulces, muchas veces se nos ocurren estupendas recetas que modifican unas originales, pero que aun así siguen estando deliciosas, y para no complicarnos en la cocina y con ingredientes básicos, nos podemos apañar bastante bien.

Así pues, os mostramos hoy la receta de torrijas de chocolate, por lo que iremos a comprar los ingredientes que nos hacen falta para comenzar a prepararla, mientras vamos organizándonos en el tiempo para no saltarnos ningún paso.

Grado de Dificultad: Fácil
Tiempo de Preparación: 10 minutos

Ingredientes:

  • pan
  • leche
  • cacao
  • azúcar
  • huevo
  • rece-ingredient

Del mismo modo, comentar que ahora que ya hemos podido comprar los ingredientes y organizado en la cocina, que mejor que lavarnos las manos y ponernos el delantal, para no mancharnos con nada.

Una vez hecho esto, pondremos en un bol un poco de leche con cacao y en otro bol batiremos un huevo, cortando en rebanadas todo el pan que queramos, dependiendo de las personas que vayan a disfrutar de este postre.

paao-uno

En primer lugar cogeremos el pan y lo mojaremos en la leche con cacao, escurriéndolo un poco antes de bañarlo en el huevo batido, haciendo la misma operación con todas las rebanadas de pan.

paso-dos

En una sartén pondremos un dedo de aceite de girasol a calentar, y cuando este a punto pondremos las torrijas de chocolate hasta que se doren, sacándolas a un plato y dejándolas sobre un papel absorbente.

Cuando las tengamos todas hechas, pondremos por encima un poco de azúcar y estarán listas para comer. Sin mas que añadir os deseo un buen provecho y que os encante esta receta que es fácil de hacer, porque los manjares aun siendo sencillos de preparar también son sabrosos.

receta-terminada

Así que no dudéis en hacer unas torrijas como estas, que aunque sea una variedad de las originales, están estupendas y a los pequeños de la casa seguro que les gustan.


Loreto

Para mi la gastronomia es un arte. Y poder escribir sobre ella no tiene precio, soy de las personas que piensan que la cocina relaja, evade y nos fomenta la imaginación. Así que transmitir mi punto de vista me resulta divertido e interesante. Con trenta años, aspiro a muchas cosas aún, pero sin duda alguna la de viajar por los mejores restaurantes del mundo es una de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *