Timbal de mortadela, queso y mostaza

receta-terminada

Cuando nos disponemos a hacer un manjar en la cocina, o tenemos invitados y queremos sorprenderles con algo diferente para picar, siempre tenemos que recurrir a la imaginación y a los ingredientes mas sencillos para elaborar platos sabrosos y pinchos variados.

Así pues, comentaros que la receta de hoy se trata de un timbal de mortadela, queso y mostaza, así que deberéis comprar los ingredientes necesarios para poder hacerla, mientras que vamos organizándonos bien en el tiempo, con el fin de que todo salga a la perfección y los comensales estén satisfechos.

Grado de Dificultad: Fácil
Tiempo de Preparación: 10 minutos

Ingredientes:

  • pan de molde
  • queso en lonchas
  • mortadela
  • mostaza

ingredientes-receta
Ahora que ya tenemos los ingredientes esenciales en la cocina, que como sabéis siempre que queráis podéis modificarlos, comenzamos con lavarnos las manos y colocarnos el delantal.

Cogeremos las rebanadas necesarias de pan de molde, dependiendo de los timbales que queráis preparar, y con ayuda de una cuchara o un cuchillo vamos poniendo a uno de los lados un poco de mostaza.

primer-paso
Por otro lado, cogeremos una loncha de mortadela, normal o con olivas y la iremos colocando sobre la rebanada de pan de molde, con cada uno de ellos, hasta que tengáis todos los que necesitéis.

segundo-paso
Encima de ésta pondremos una loncha de queso y taparemos el sándwich con la otra rebanada de pan de molde, momento en el que cogeremos el molde redondo para crear el timbal.

receta-terminada
Asimismo, cuando lo tengamos listo en el plato, cogeremos un soplete de cocina con el que doraremos el queso, dejándolo medio fundido, y tapándolo finalmente. Sin mas que añadir os deseo un buen provecho y que disfrutéis del sabor de este pequeño manjar, porque este sirve tanto de entrante, como de merienda para los mas pequeños, combinándolo con unas aceitunas, patatas o refresco.


Loreto

Para mi la gastronomia es un arte. Y poder escribir sobre ella no tiene precio, soy de las personas que piensan que la cocina relaja, evade y nos fomenta la imaginación. Así que transmitir mi punto de vista me resulta divertido e interesante. Con trenta años, aspiro a muchas cosas aún, pero sin duda alguna la de viajar por los mejores restaurantes del mundo es una de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *