Sopa fría de calabacines

 

Esta sopa fría de calabacines es una entrada deliciosa para los días de calor. Aunque como he leído el reclamo de lectores de otras latitudes que no están en verano, la buena noticia es que esta sopa calentita con picatostes y queso rayado también está buenísima.

Tiempo de elaboración: 30 minutos

Ingredientes

 

  • 3 calabacines
  • 1 cebolla grande
  • 5 triángulos de quesito fundido
  • 1 cucharada de curry
  • 1/2 litro de caldo de pollo

Preparación

Lavamos muy bien los calabacines y los cortamos en trozos, también pelamos las cebollitas y picamos, no hace falta que sean cubos muy pequeños porque luego pasaremos todo por la licuadora. En una sartén calentamos aceite de oliva y ponemos las cebollas hasta que estén transparentes, luego añadimos los calabacines.

    

Agregamos el caldo de pollo y el curry y dejamos a fuego bajo hasta que los calabacines estén bien cocidos. Luego ponemos toda la preparación en el vaso de la licuadora junto con los triángulitos de queso. Batimos hasta conseguir una crema homogénea y lisa. Comprobamos si hace falta más sal, depende la  que tuviera el caldo.

    

Si prefieres consumir la sopa caliente, la sirves inmediatamente en un plato, le puedes agregar cebolla frita, picatostes y queso rallado.

 

 

Si piensas lucirte con una excelente entrada fría, sirvela en copas de helado y puedes adornar con un tomate, ramita de apio o perejil.

 

 

Ponemos las copas en la nevera hasta que estén frías.

 

Y servimos .

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *