Sopa de bacalao con huevos escalfados, una cena de invierno perfecta

Sopa de bacalao con huevo escalfado

Calentita donde las haya, la sopa de bacalao es una receta perfecta para estos días de frío y con mucha sustancia. Es una forma fácil de tomar pescado si los niños se nos resisten, es muy sabrosa y gusta a todo el mundo.

La elaboración es muy sencilla y, por comodidad, yo os recomiendo que compréis el bacalao desalado y en migas, así no tenéis que planificar con antelación.Para mi gusto, esta receta es perfecta para la cena. Las migas de bacalao, si las compráis envasadas, aguantan mucho tiempo, por lo que esta receta es de esas que podemos tener “de emergencia”, para esos días que llegamos agotados del trabajo, o no hemos tenido tiempo de planificar nada, ¡pero queremos cenar como cuando nos cuidaban en casa de papá y mamá!.

Si os gusta siempre poner algo más de sustancia, os aconsejo, sobre todo si tomáis la sopa de cena, acompañarla con una buena ensalada como esta de berros con palitos de mar y aguacate.

Ingredientes (para dos personas)

  • 250 gr de migas de bacalao desalado
  • Sopa de cebolla (sobres de preparado)
  • Tres huevos
  • Avecrem
  • Pimentón
  • 2 vasos de agua
  • Aceite

Modo de preparación

Ponemos a calentar un chorrito de aceite en la olla. Salteamos el bacalao un par de minutos, hasta que suelte todo el agua. Añadimos un poco de pimentón.

Añadimos los dos vasos de agua, una pastilla de avecrem y un cuarto de sobre de preparado de sopa de cebolla (este preparado es muy socorrido para las sopas porque les da mucha sustancia). Si no tenemos, o preferimos una sopa más natural, podemos pochar media cebolla antes de saltear el bacalao; aunque personalmente creo que está perfectamente conseguido el preparado en sobres, y es muy cómodo y rico.

Dejamos cocinar, a fuego medio y semitapado durante unos 10 minutos. 

Destapamos y, subiendo el fuego, añadimos un primer huevo y lo rompemos, para que se mezcle con la sopa y le de consistencia. Cuando veamos que la clara ya está blanquita, añadimos los otros dos (estos quedarán enteros para servir en cada plato).

En cuanto la clara esté cuajada, apartamos del fuego y servimos. 

Bon apetit.

Más información – Ensalada de berros con palitos de mar y aguacates

Categorías

Caldos, Entradas Calientes

Yesica Gonzalez

Mi nombre es Yesica Gonzalez y la cocina es una de mis pasiones. De vez en cuando me pasaré por este blog para dejaros algunas de mis recetas de cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *