Salsa holandesa

salsa holandesa

La salsa holandesa es una emulsión de yemas de huevo con mantequilla. A pesar de tener dicho nombre su origen es frances, y se utiliza sobre todo para napar (regar) todo tipo de alimentos, pero sobre todo el pescado. Es una salsa ni muy líquida ni muy espesa.

Esta receta es muy rica para muchos alimentos pero tiene un gran de dificultad en la que no es muy fácil de cogerle el punto. Hay que hacerlo despacio e ir controlando la cantidad de grasa para que quede la textura adecuada.

Ingredientes

  • 150 g de mantequilla.
  • 2 cucharadas de agua.
  • pizca de sal.
  • Zumo de medio limón.
  • 3 yemas.

Preparación

En primer lugar, separaremos las claras de las yemas. Estas las colocaremos en un bol amplio junto el agua, y comenzaremos a batir con unas varillas hasta que monten un poco.

Después, colocaremos este bol en un cazo con agua hirviendo para seguir montando al baño maría. Cuando coja un poco de temperatura vamos añadiendo la mantequilla poco a poco sin dejar de batir.

Por último, añadiremos el zumo de limón y la sal y seguiremos batiendo hasta conseguir una salsa ni muy ligera ni muy espesa.

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 486

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *