Salsa de tomate casera

Salsa de tomate casera

La semana pasada os contaba algunos de los beneficios que tiene el tomate para nuestra salud y hoy vamos a ver algunas recetas con las que podemos aprovechar estos beneficios, todas muy sencillas, económicas ¡Y ricas!. Comienzo con una que no puede faltar nunca en nuestra cocina: La salsa de tomate casera.

Suelo hacerla cuando tengo muchos tomates, ya sea porque los he visto a buen precio y aprovecho la oferta o porque algún familiar que posee un huerto me ha traído de su cosecha. Si los dejase tal cual se acabarían poniendo malos porque no comemos tantos tomates de golpe, pero podemos aprovecharlos haciendo una salsa casera que luego podremos guardar durante 6 meses o incluso un año, dependiendo del envasado que le demos.

Grado de dificultad: Fácil

Tiempo de preparación: 20 minutos

Ingredientes*:

  • 1 kg de Tomates
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

*La cantidad de ingredientes puede variar según cuánta salsa queramos preparar, no será lo mismo si es para un solo uso que si queremos rellenar uno o varios botes y conservarlos. Las cantidades que pongo dan para rellenar varios botes de tamaño medio (los de mermelada, por ejemplo).

Elaboración:

Lavamos bien los tomates y los rallamos, conservándolo en un recipiente. En una sartén añadimos un poco de aceite de oliva y mientras se calienta a fuego lento picamos la cebolla, luego la añadimos a la sartén y seguimos cocinando a fuego lento. Cuando la cebolla esté transparente añadimos el tomate rallado, sal al gusto y pimienta. Cocinamos unos minutos y listo.

Salsa de tomate casera

Si queremos conservarla utilizaremos botes de cristal, en mi caso utilizo varios de mermelada que había guardado para esto. Los lavamos bien y los esterilizamos sumergiéndolos en agua, que dejaremos hervir durante 20-30 minutos (junto con las tapas). Luego las dejamos secar, en ese tiempo la salsa ya se habrá enfriado y podremos meterla en el bote.

Cerramos bien la tapa y colocamos los botes boca abajo, dejándolos así durante unas horas o, mucho mejor, toda la noche. De esta forma se conservarán hasta 6 meses si los mantenéis en un lugar fresco y seco.

Sugerencias sobre la receta:

Yo la hago de la forma más simple porque así luego no me quedo limitada a la hora de usarla, por ejemplo, si me apetece puedo dorar unos ajos primero o hacer un sofrito con pimientos y luego añadirle la salsa, pero si lo preferís podéis hacerla desde el principio con más ingredientes como ajo, zanahorias, pimientos, etc. Todo dependerá de vuestros gustos.

Lo mejor…

¿Queréis una receta que esté lista en menos de 3 minutos?: Abrid un bote de vuestra salsa de tomate casera, calentadla en la sartén y añadid un huevo por persona. Cubrid hasta que cuajen al gusto. Ya tenéis unos huevos cuajados en tomate, totalmente casero y rapidísimo.

Salsa de tomate casera

Otra más: Poned a hervir pasta (cantidad al gusto), que normalmente suele tardar 10 minutos en estar al dente. Abrid un bote de vuestra salsa y ponedla a calentar en un cazo, añadid dos latas de atún. Cuando la pasta esté lista mezcladla con la salsa. Así de fácil.

¡Y como estas podéis preparar muchísimas más!.

Más información – Huevo cuajado en tomate, Salsa de tomate y atún para pasta

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 73

Categorías

Salsas

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la fotografía, la lectura y la naturaleza.

2 comentarios

  1.   Belladona dijo

    Sus recetas son todas magníficas, me encantó, qué delicia

    1.    Dunia Santiago dijo

      Me alegro de que te guste, muchas gracias! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *