Queso de untar casero

Queso de untar casero

Hoy os traigo una receta que lleva su tiempo, pero aún así no es complicada y merece la pena el intento. Se trata de hacer queso de untar casero, ideal para quien le guste llevar un modo de vida más natural (sin tanto químico añadido a los alimentos), prefiera saber exactamente qué está consumiendo o simplemente para los amantes de la cocina casera.

Grado de dificultad: Media

Tiempo de preparación: 1 hora + tiempo de reposo y cuajado

Ingredientes:

  • 1 litro de leche
  • El zumo de medio limón
  • 1 yogur
  • Sal al gusto

Material necesario:

  • Botes de cristal
  • Un bote con agujeritos (podemos usar un bote de mantequilla vacío y hacerle los agujeritos)
  • Gasa
  • Otro bote o cualquier recipiente en el que podemos poner el primero a escurrir, puede servir un bol, un escurridor, etc

Elaboración:

Ponemos la leche a calentar en una olla o un cazo, que no llegue a hervir, solamente calentarla (se puede ir comprobando con el dedo). Cuando esté caliente añadimos el yogur y el zumo de limón, removemos bien para que no queden grumos. Después de esto lo repartimos en botes de cristal que tengan tapa de rosca y los metemos en una olla exprés que tenga agua caliente, bien cerrada para que se mantenga el calor. La olla debe estar caliente durante 12 horas, no es necesario tener el fuego encendido ni cerrar la olla a presión en ningún momento. Si se enfría podemos encender el fuego un momento para volver a calentarla y apagamos de nuevo.

Una vez que han pasado las 12 horas ya habremos obtenido yogur casero, que se podría consumir así o añadiéndole azúcar, frutas, etc, pero para hacer el queso de untar tenemos que poner la olla a fuego suave durante media hora más, veremos que el yogur cuajará y empezará a soltar suero. Una vez que llega a ese punto apagamos el fuego y dejamos que la olla se enfríe completamente.

Queso de untar casero

Una vez que ha enfriado colocamos la gasa en el bote que tiene los agujeritos y le añadimos el queso que hemos hecho, mezclándolo con sal al gusto. Cubrimos bien con la gasa y apretamos para que el suero salga por los agujeros (se puede conservar para otras preparaciones). Seguidamente dejamos que el bote continúe escurriendo suero durante unas horas metido en la nevera y listo.

En mi caso coloco el bote de los agujeros dentro de otro bote en el que encaja y deja hueco suficiente por debajo para escurrirse bien, podéis verlo mejor en la siguiente imagen:

Queso de untar casero

A la hora de servir…

Simplemente hazte unas tostadas ¡Y disfruta!.

Sugerencias sobre la receta:

Puedes reservar una parte sin sal y utilizarla luego en otras preparaciones, por ejemplo, si lo bates junto a un poco de leche, azúcar y un yogur, obtendrás petit suise.

Lo mejor…

La preparación lleva su tiempo, pero es fácil y podemos añadirle la cantidad de sal que queramos, incluso dejarlo sin sal, así todos podemos disrfutar del queso de untar.

Categorías

Recetas saludables

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la fotografía, la lectura y la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *