Petit pois a la française (o guisantes a la francesa)

Los guisantes forman parte de aquellos alimentos que solemos olvidar en nuestras cocinas y, en caso de que aparezcan en ellas, lo hacen de una forma muy sútil (escondidos en un arroz, por ejemplo). Hoy he decidido salir al rescate de los guisantes con la ayuda de una receta que nos llega desde Francia, muy fácil de hacer y muy económica.

Guisantes a la francesa

Grado de dificultad: Muy fácil

Tiempo de preparación: 20 minutos

Ingredientes para 4 personas:

  • Medio kilo de guisantes (frescos o congelados, como prefieras. Si son frescos tardarán más en hacerse)*
  • 1 cebolla pequeña
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • Pimienta blanca
  • Una pizca de azúcar

*En mi caso eran frescos, pero previamente los había hervido y guardado en el congelador.

Elaboración:

En un cazo pon agua con un poco de sal y, cuando comience a hervir, añade los guisantes. Cuando estén tiernos retíralos del fuego y ponlos a escurrir.

Guisantes a la francesa

En una olla pon la cucharada de aceite de oliva, añade la cebolla cortada en juliana, los dientes de ajo cortados en rodajas y deja que todo se poche a fuego lento. Una vez que la cebolla está casi transparente, añade los guisantes, un cuarto de vaso de agua, la pimienta, el azúcar y deja a fuego medio hasta que la salsa reduzca (corrige de sal si es necesario).

Guisantes a la francesa

Y listo, ya tienes tus guisantes a la francesa preparados para disfrutar.

Guisantes a la francesa

A la hora de servir…

Yo he completado el toque francés de la receta sirviendo los guisantes con un huevo poché en el centro, pero en realidad son guarnición tradicional de carnes blancas.

Sugerencias sobre la receta:

  • Ante todo recuerda que aunque estés a dieta hay alimentos que no debes suprimir del todo. A no ser que tengas un problema de salud y tu médico te indique lo contrario, puedes comer huevos con moderación (no más de 3 a la semana) o aceite de oliva, que es beneficioso para la salud, pero también con moderación (2 ó 3 cucharadas al día es suficiente).
  • La receta 100% original y tradicional francesa lleva también lechuga cortada en tiras (hervida junto a los guisantes) y una cucharada de mantequilla (añadida justo antes de servir).
  • Podría sugerir que se le añadan zanahorias, brócoli, etc para que la guarnición sea más completa, pero entonces ya no te estaría hablando de la receta tradicional, sino de un invento mío que por supuesto eres libre de probar si lo prefieres.

Lo mejor…

Si estás buscando bebé o estás en tu primer trimestre de embarazo esta receta podrá servirte de gran ayuda. Los guisantes son un alimento importante en estas etapas por su alto contenido en ácido fólico, que mejora la fertilidad y ayuda al feto a desarollarse.

¡Buen provecho! Disfruta de la receta y que pases un feliz domingo.

2 comentarios

  1.   Eneri dijo

    Pues yo no conocia esta recetita francesa y eso que mi chico es francés! ay que calladito se lo tenía! porque tienen que estar muy ricos, a mí los guisantes así solos, de primer plato, me encantan! un saludin

  2.   Dunia dijo

    Pues dile que vaya soltando que por Francia hay mucho más que crêps y croissants! jajaja. Oye, a lo mejor quería darte una sorpresa… : )

    Saluditos mon amour!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *