Pastel de salmón y langostinos, perfecto para ocasiones especiales

Ahora que llega la navidad y nos gusta preparar recetas especiales os traigo una que a mi me encanta, se trata de un pastel de salmón y langostinos. Esta receta queda muy sabrosa y los pequeños comerán pescado sin saberlo. Además es una receta bastante sana que equilibrará las comidas tan copiosas que hacemos en éstas fechas.

Otra de las ventajas del pastel de salmón y langostinos es que podemos tenerlo preparado un par de días antes y en el último momento solo es desmoldarlo y decorarlo. Así no estaremos tan liados en las fechas especiales y podremos estar más descansados.

Para ésta receta hemos usado la nueva leche evaporada ideal que es parcialmente desnatada y viene con un envase mucho más práctico. La leche evaporada ideal conserva todas las propiedades de la leche con una mayor concentración de nutrientes.

Tiempo de preparación: 15 minutos

Tiempo de cocción: 23 minutos con thermomix y 45 minutos con cocina tradicional

Grado de dificultad: Fácil

Ingredientes (8-10 raciones):

  • 500 gr. salmón fresco
  • 400 gr. de langostinos cocidos (yo he usado frescos y les he cocido)
  • 250 gr. de leche evaporada Ideal
  • 500 gr. de tomates muy maduros o tomates de pera escurridos
  • 50 gr. de cebolla
  • 30 gr. de pimiento
  • 4 huevos
  • 30 gr. de harina
  • 1 diente de ajo
  • 30 gr de aceite
  • sal
  • pimienta

Preparación:

En primer lugar vamos a cocer el salmón. Para ello introducimos el filete de salmón en una cazuela cubierto de agua con un poco de sal. Esperamos a que hierva y cuando empiece a hervir lo dejamos 5 minutos y lo sacamos. Quitamos las espinas y lo hacemos trocitos. Recomiendo comprar el salmón en filete ya que es más fácil quitarle las espinas.

Si hemos comprado los langostinos frescos, los cocemos como viene en la receta Langostinos Frescos Cocidos. Ahora pelamos los langostinos y apartamos 6 o 7 colas de langostino para la decoración final.

Para ésta receta nosotros hemos usado la thermomix pero vamos a dar la explicación de cómo hacer la receta también con la cocina tradicional siendo los siguientes pasos excluyentes (o los hacemos con thermomix ó con cocina tradicional).

Con thermomix:

Una vez que tenemos preparado el salmón y los langostinos vamos a hacer el rehogado. Para ello ponemos en el vaso de la thermomix la cebolla, el tomate, el pimiento, el aceite y el ajo y lo trituramos 10 segundos en velocidad 4. Una vez que está todo triturado lo programamos 7 minutos, temperatura varoma, velocidad 3 1/2.

Añadimos el salmón y los langostinos (recordar dejar algunos para decorar) y programamos 3 minutos, 100º, velocidad 2.

Una vez que ha terminado añadimos la leche ideal, los huevos, la harina, la sal y la pimienta y lo mezclamos durante 15 segundos en velocidad 6. Programamos 8 minutos, 90º en velocidad 5. Quitamos el vaso de la thermomix y lo apartamos para que se enfríe un poco antes de dar el último triturado. Una vez que haya bajado un poco de temperatura programamos 20 segundos en velocidad 6.

Cocina tradicional:

Una vez que tenemos preparado el salmón hacemos el rehogado. Para ello partimos en trocitos muy finitos la cebolla, el tomate, el pimiento y el ajo. Lo ponemos en una cazuela con el aceite y lo sofreimos durante 25 minutos. Una vez esté sofrito lo batimos con la batidora.

Desmigamos el salmón y cortamos en trocitos pequeños los langostinos. Los añadimos al sofrito y lo dejamos 4 minutos a fuego fuerte. Darlo vueltas de vez en cuando para evitar que se pegue.

Agregamos la leche ideal, los huevos, la harina, la sal y la pimienta y lo trituramos con ayuda de la batidora. Por último lo dejamos 10 minutos a fuego medio. Como en el paso anterior lo damos vueltas para que no se pegue.

El pastel ya está listo. Ahora sólo tenemos que ponerlo en un molde (alargado, ovalado o el que más a mano nos pille) y dejarlo enfriar en la nevera. Recordad que los alimentos no se pueden meter en la nevera recién cocinados, hay que esperar a que estén templados.

Desmoldamos el pastel en un plato bonito con cuidado que no se nos desmorone.

Ahora a decorar el pastel con un poco de lechuga y las colas de langostinos que hemos reservado.

Lo mejor…

Además, con la leche ideal que nos ha sobrado podemos hacer una Lactonesa Rosa para acompañarlo. Solo tenemos que sustituir la leche de la receta por leche ideal y ¡listo! Ésta salsa queda muy sabrosa con el pastel y además no hay peligro de salmonelosis.

Más información – Langostinos frescos cocidos, Lactonesa rosa

2 comentarios

  1.   Rocio Carrasco dijo

    Se puede cambiar el salmón por bacalao?

  2.   Yesica Gonzalez dijo

    Con bacalao no lo he probado pero seguro que queda también muy rico. Ten cuidado con añadirle poca sal ya que el bacalao es un pescado más sabroso y si no quedará salado. Prueba y nos dices que tal te quedó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *