Pastel de cerezas

 

El verano es temporada de cerezas, uno de los frutos rojos más sabrosos, ricas en vitaminas, antioxidantes, potasio, ácido fólico y fibra. Son también buenas para las dietas ya que unas veinte piezas aportan solo unas cincuenta calorías. Las podemos comer solas, en ensaladas de frutas, zumos, batidos, dulces también en postres o pasteles.  La época de cerezas me recuerda el pastel de cerezas o clafoutis  que horneaba mi abuela.  Este postre es originario de Limousin , una hermosa región de Francia,  donde mis antepasados seguramente hace varios siglos ya degustaban este clafoutis.  A comprar cerezas y manos a la obra.

 

Tiempo de elaboración: 20 minutos

 

 

Ingredientes:

 

  • 600 gr de cerezas
  • 4 huevos
  • 400 ml de leche evaporada
  • 100 gr de harina para bizcochos
  • 100 gr de azúcar glas
  • 2 cucharaditas de vainilla líquida

Preparación:

Lavamos las cerezas y les sacamos los carozos o huesos. Luego precalentamos el horno a 210 º.

Este pastel no se desmolda, así que untaremos un molde  con mantequilla y luego lo enharinamos. Después acomodamos las cerezas deshuesadas en el fondo del molde.

 

En el vaso de la licuadora ponemos los huevos, la leche, la harina el azúcar y la vainilla y batimos hasta lograr una mezcla homogénea y sin grumos. Luego volcamos esta mezcla sobre las cerezas.

     

Ponemos en el horno precalentado a 210 º durante diez minutos y luego bajamos a 180º y seguimos horneando de 20 a 30 minutos más hasta que este dorada. Comprobamos la cocción introduciendo un cuchillo en la masa y que salga seco.

 

Este pastel se come tibio, ideal para la hora del té, podemos espolvorerle  un poco de azúcar glas antes de servirlo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *