Palitos de chocolate con plátano y mermelada

receta-terminada

Hay días que por el motivo que sea nos apetece mas tomar algo dulce, ya sea después de comer, a media tarde o por la mañana, por eso vamos combinando días en los que os mostramos sencillos postres y otros manjares salados, para que tengáis donde elegir a la hora de prepararlos.

Así pues, hoy os traemos un postre a base de palitos de chocolate con plátano y mermelada para chuparse los dedos, así que nos iremos a comprar lo necesario para su elaboración mientras vamos organizándonos en el tiempo, con el fin de que no nos falte nada ni se nos salte ningún paso.

Grado de Dificultad: Fácil
Tiempo de Preparación: 10 minutos

Ingredientes:

  • plátano
  • mermelada de fresa
  • palitos de chocolate

ingr-receta
Como veis son unos ingredientes sencillos de conseguir, una vez que los tengáis listos en la cocina, ya podemos colocarnos el delantal, lavarnos las manos y comenzar con la receta.

En primer lugar pelaremos en plátano y lo colocamos en un plato, donde con ayuda de un cuchillo lo abriremos de forma longitudinal, para colocarle en el centro una capa de mermelada de fresa.

paso-primero
Por otro lado, con los palitos de chocolate haremos una base, donde pondremos encima el plátano con mermelada, aportándole ese toque crujiente y la combinación perfecta, ya que el chocolate y el plátano van de maravilla juntos.

Del mismo modo, y para que quede mas gustoso, también podremos añadirle en el interior del plátano, junto con la mermelada, otros palitos de chocolate o bien un poco de queso, porque la fusión de sabores también es de gran interés.

receta-terminada
Asimismo, una vez lo tengáis hecho solo tendréis que ponerlo en la nevera para que quede fresquito y tomar después de comer o como merienda, Sin mas que añadir os deseo un buen provecho y que gocéis al máximo con la receta, recordando que podéis modificar algún ingrediente si queréis.

Categorías

Postres, Recetas con Fruta

Loreto

Para mi la gastronomia es un arte. Y poder escribir sobre ella no tiene precio, soy de las personas que piensan que la cocina relaja, evade y nos fomenta la imaginación. Así que transmitir mi punto de vista me resulta divertido e interesante. Con trenta años, aspiro a muchas cosas aún, pero sin duda alguna la de viajar por los mejores restaurantes del mundo es una de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *