Oreja de Cerdo Rebozada

En muchas zonas tanto del norte como del sur, se realizan comidas caseras como el cocido o platos de cuchara a los que se le echan ingredientes de partes del cerdo como la cola o la oreja, partes que luego si sobran pueden ser recicladas realizando platos nuevos.

receta finalizada de oreja de cerdo rebozada
Nuestra elaboración para hoy es pues oreja de cerdo rebozada, por lo que compraremos lo necesario para su preparación y nos organizamos en el tiempo para comenzar con la receta.

Grado de Dificultad: Fácil
Tiempo de Preparación: 10 minutos

Ingredientes:

  • oreja de cerdo
  • pan rallado
  • huevo
  • aceite
  • sal

ingredientes para la receta
Ahora que ya tenemos los ingredientes justos para su elaboración, comenzamos con el proceso.

Primero cortaremos en tiras la oreja de cerdo que previamente ya estará hervida, dejándola apartada en un plato.

oreja cortada
Por otro lado, pondremos en una sartén gran cantidad de aceite para que se caliente, mientras los trozos de oreja los vamos pasando por huevo batido y pan rallado.

oreja rebozada
Cuando tengamos en aceite bien caliente ya podréis echar los trozos rebozados de oreja, con cuidado de no quemaros porque suele saltar bastante, así que taparlo si es necesario.

Del mismo modo, dependiendo del gusto de cada uno, podéis dejar que se doren mas o menos, sacándolas posteriormente a un plato con un poco de papel de cocina para que absorba el aceite sobrante, poniendo un poco de sal como toque final.

receta finalizada de oreja de cerdo rebozada
Esta receta es sin duda un buen aperitivo si lo acompañáis con algo de embutido y un buen refresco, recordar que lo que debéis hacer es innovar y sobre todo reciclar ingredientes.

Solo nos queda deciros que disfrutéis de la receta y buen provecho.


Loreto

Para mi la gastronomia es un arte. Y poder escribir sobre ella no tiene precio, soy de las personas que piensan que la cocina relaja, evade y nos fomenta la imaginación. Así que transmitir mi punto de vista me resulta divertido e interesante. Con trenta años, aspiro a muchas cosas aún, pero sin duda alguna la de viajar por los mejores restaurantes del mundo es una de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *