Nachos caseros

Nachos caseros

Los nachos con carne picada y queso es un plato muy típico de Méjico. Estos son muy demandados en las fiestas entre amigos para ir picando e ir haciendo boca hasta los platos principales. Sin embargo, hoy los hemos hecho de manera sencilla y saludable.

Las placas de lasaña, a veces, se quedan en la desepensa durante varios días ya que no queremos repetir el mismo plato o, cuando ya están remojadas, no sabemos qué hacer con ellas. De esta manera, os damos una estupenda idea para aprovecharlas en una receta sencilla y deliciosa.

Ingredientes

  • Placas de lasaña.
  • Aceite de oliva.
  • Pizca de sal.
  • Carne picada.
  • 1 diente de ajo.
  • Queso rallado.

Preparación

En primer lugar, pondremos las placas de lasaña a remojo para que se ablanden. Estas deben de estar durante al menos 20 minutos remojando para estar lo suficientemente tiernas.

Mientras las placas están en remojo, saltearemos la carne con el ajo picado durante unos minutos hasta que cambien de color y estén bien cocinada.

Después, escurriremos estas placas sobre papel absorbente y las secaremos también por la parte superior para quitarles todo el agua posible.

Luego, cortaremos con mucho cuidado cada placa en pequeños triángulos para que se asemejen a los nachos originales, y los freiremos en abundante aceite caliente. Los escurriremos sobre papel absorbente y añadiremos un poco de sal.

Por último, lo colocaremos sobre un plato llano y le agregaremos la carne picada y un poco de queso rallado, y lo llevaremos al microondas, opción del grill, para que se funda el queso.

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 322

Un comentario

  1.   Maria Vazquez dijo

    No se me habría ocurrido nunca! Los probare 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *