Nabos Fritos

Estamos acostumbrados a comer patatas fritas, que como su nombre indica se hacen a partir de patatas. Hoy os traigo otra variedad de este plato, los nabos fritos. Que una vez terminados se presentan de la misma forma que con las patatas.

nabos fritos recien sacados del aceite sobre papel de cocina
Pero como siempre vamos de compras y organizamos el tiempo.

Grado de Dificultad: Fácil
Tiempo de Preparación: 20-30 minutos

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 nabos negros o blancos
  • harina
  • aceite

ingrediente principal, nabos negros o blancos
Empezamos con la elaboración de este sencillo manjar. Que como bien indico en los ingredientes puede ser el blanco o el negro, en mi caso es el negro porque me gusta mas. Y comentar que la cantidad también es relativa, porque ira en relación a si se utiliza de aperitivo o entrante.

nabos negros limpios y cortados
Ahora limpiamos y cortamos los nabos en forma de patata frita, es sencillo, pero si disponéis de maquina también se puede utilizar.

nabos con harina para freirlos
Una vez cortados los pasamos por la harina y posteriormente por el tamiz para que suelten la harina sobrante, recordad que debéis salar los nabos.

Ahora los ponemos a freír en la freidora o en la sarten, es independiente, pero si que yo recomiendo la freidora, es mas sencillo y no absorben tanto aceite.

Cuando estén dorados, los retiramos sobre papel de cocina, para que absorba el aceite, agregamos un poco de sal y listos para comer.

nabos fritos y listos para comer
Como veis es sencillo de elaborar y es una forma distinta de presentarles otras verduras a los pequeños de la casa, ya que el sabor no varia mucho.

Por último, comentar que se pueden hacer redondeadas y mas finas para que parezcan chips, eso irá en relación a como nos gusten.

Solo me queda desearles buen provecho.


Loreto

Para mi la gastronomia es un arte. Y poder escribir sobre ella no tiene precio, soy de las personas que piensan que la cocina relaja, evade y nos fomenta la imaginación. Así que transmitir mi punto de vista me resulta divertido e interesante. Con trenta años, aspiro a muchas cosas aún, pero sin duda alguna la de viajar por los mejores restaurantes del mundo es una de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *