Mini Croissants para el desayuno y la merienda

Mini Croissants

Los mini croissants o croissants de bocado son perfectos para acompañar el café de la tarde. Recién hechos son un bocado delicioso; la prueba es la rápidez con la que desaparecen de la bandeja. Y es que gustan tanto a los ams pequeños como a los mayores.

No os voy a engañar, hacerlos lleva mucho trabajo; aunque no resultará ninguna carga para quien como yo disfrute de la cocina. Ahora que las tardes en invierno se hacen tan largas, es una buena forma de entretenerse para quien disponga de ellas. En casa, os lo agradecerán ¡seguro!

Ingredientes

  • 500 g de harina de fuerza
  • 15 g de leche en polvo
  • 5 g de levadura seca de panadería
  • 200 g de agua
  • 10 g de sal
  • 70 g de azúcar
  • 30 g de mantequilla en pomada
  • 170 g de mantequilla para hojaldrar
  • 1 huevo y 20 ml de nata para pintar

Mini croissants

Elaboración

Mezclamos con una cuchara de palo la harina, la levadura, el agua, la leche en polvo, el azúcar, la mantequilla en pomada y la sal. Empezaremos a amasar a mano durante 10 minutos y seguimos unos 6-7 minutos en la maquina hasta lograr una masa ligeramente húmeda y que se despega de las manos con facilidad. Si está muy pegajosa, deberás añadir un poco de harina y continuar amasando hasta lograr el resultado deseado.

Hacemos a la bola de masa obtenida dos cortes en cruz y dejamos reposar hasta que leude al doble de su tamaño inicial. Pasado este tiempo presionamos la masa para desinfarla y la estiramos un poco con el rodillo dándole una forma rectangular. Ponemos la mitad de la mantequilla bien fría en 2/3 de la masa y doblamos la masa, primero la parte sin mantequilla y después, y encima del primer doblado la parte con mantequilla. Giramos la masa 90º y estiramos hasta dejar la masa del mismo ancho que el rodillo con un grosor de unos 4 mm. Volvemos a doblar y estirar la masa dos veces más y dejamos enfriar la masa en la nevera durante 1 hora.

A continuación repetimos los mismos pasos con la otra mitad de la mantequilla para hojaldrar la masa. Volvemos a dejar reposar el hojaldre en la nevera 1 hora o bien hasta el día siguiente.

Estiramos la masa y cortamos en triángulos para formar los croissants. Los cerramos enrollando la masa sobre sí misma desde la base del triángulo hasta el vértice. Dejamos que leuden hasta casi doblar el tamaño en un sitio húmedo.

Horneamos a 190 ºC durante 10 minutos o hasta que estén dorados,  pintados con huevo y nata batidos.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y los comemos recién hechos.

Mas información – Galletas de mantequilla fundentes

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 445

Categorías

Repostería

Maria Vazquez

La cocina es una de mis aficiones desde que era niña y servía de pinche a mi madre. Aunque poco tenga que ver con mi profesión actual, la cocina sigue ofreciéndome muy buenos momentos. Me encanta leer blogs de cocina tanto nacionales como internacionales, estar al día de las últimas publicaciones y compartir con mi familia y ahora con vosotros, mis experimentos culinarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *