Medallones de pollo crujiente con kikos

Medallones de pollo crujiente con kikos

En determinadas ocasiones realizamos filetes o pechugas de pollo empanadas con tan sólo huevo y pan rallado. Sin embargo, hoy os damos un truco para que esos filetes y pechugas estén mucho más crujientes y tengan un sabor distinto, convirtiéndose en un gran bocado.

En tan sólo media hora tendréis una tapa, montadito o un entrante caliente para aquellos días en los que no te apetece cenar o comer tanto. O bien, para cuando llegan los amigos y deseamos sorprenderles con un temtempié algo distinto.

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo.
  • 2 huevos.
  • 1 paquete pequeño de kikos.
  • Un poco de pan rallado.
  • Aceite de girasol.

Preparación

En primer lugar, tendremos que triturar los kikos. Para ello, utilizaremos o la termomix o la picadora, pero sino tenéis estos aparatos, ayudaros con el mortero de toda la vida. Debe de quedar un polvo fino, aunque algunos cachos no importa que queden muy grandes.

Después, cortaremos la pechuga de pollo en medallones o rodajas gruesas. En este caso, debéis de quitar el pequeño solomillo que trae el pollo y reservarlo para otra receta o también para rebozarlo de esta manera.

Luego, batiremos los huevos y mezclaremos los kikos triturados con un poco de pan rallado. Vamos sumergiendo cada medallón de pollo sobre el huevo y luego por los kikos y dejamos a parte.

Por último, freiremos todos los medallones en abundante aceite de girasol u oliva. Además, lo podéis acompañar de alguna salsa.

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 389

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *