LA CEBOLLA

Tiene un escaso aporte calórico, porque su mayor parte es agua, y poseen un
considerable aporte en fibras. Sus contenidos mineral y vitamínico las
convierten en unas excelentes reguladoras del organismo.

Algunas propiedades curativas:

Alergias.- Es muy útil para disminuir las reacciones alérgicas producidas
por el polen.
Bactericida.- Su compuesta azufrado es uno de los mejores remedios naturales
para aliviar procesos infecciosos del aparato digestivo.
Cardioproductor.- En consumo habitual, ayuda a reducir los niveles de
colesterol.
Expectorante.- Facilita la expectoración de las mucosidades, calmando la tos
y aliviando su irritación.
Circulación.- La presencia de aliina fluidifica la circulación y reduce la
posibilidad de enfermedades circulatorias, como arterioesclerosis,
colesterol, hipertendión y angina de pecho, entre otras. Es anticoagulante.
Diurético.- Excelente para la eliminación de líquidos, y muy adecuada en
casos de reumatismo, gota, hidropesía y edemas. Previene los cálculos
renales.
Digestivo.- Favorece la digestión, estimulando el hígado, el páncreas y la
vesícula y debe evitarse en casos de acidez. También es laxante y sedante.
Estudios recientes asocian el consumo de la cebolla con la inhibición del
cáncer.
Osteoporosis.- Estudios realizados parecen demostrar que la ingesta diaria
favorece el desarrollo del tejido óseo.

También se pude usar externamente para las picaduras de insectos y como
loción capilar ya que elimina la caspa y ayuda a conservar el cabello.

Vea otros consejos saludables

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *