Guiso de bacalao

Es muy importante tomar pescado varias veces por semana, al menos 3 veces. Y es cierto que a veces nos es más complicado preparar pescado que carne. Ya contamos en el blog con recetas fantásticas como los lenguados con tomate o la dorada al horno. Así que hoy quería seguir completando esa sección del blog y quería enseñaros una forma facilísima y riquísima de preparar un guiso de bacalao, que siempre me preparaba mi madre cuando era pequeña y cuando era malísima para comer pescado.

Es una de esas recetas que decimos “se hace sola”. Los ingredientes son baratos y los podremos encontrar en cualquier supermercado. El único inconveniente es que no se podrá congelar, ya que la patata no congela bien. Así que todos aquellos principiantes, animaos a prepararla porque de verdad os digo que es muy fácil.

A mí me gusta hacer este plato en una cazuela de barro, pero por supuesto, podréis hacerla en una cazuela normal.

Ingredientes (4p)

  • 4 lomos de bacalao desalado medianos
  • 4 patatas medianas
  • 200 gr de gambas
  • agua
  • aceite de oliva virgen extra
  • unas bolitas de pimienta negra
  • dos hojas de laurel seco
  • unas hojas de perejil fresco
  • 1 pastilla de caldo de avecrem
  • una cucharadita de colorante alimentario

Preparación

Echamos un chorro generoso de aceite de oliva en la base de la cazuela (como de medio dedo de grosor) u echamos el bacalao cortado en dados (con su piel) y las patatas cortadas en trozos.

Dejamos que se cocine a fuego bajo durante 2 minutos y echamos agua hasta que lo cubra 2/3. Echamos la pastilla de avecrem y el colorante alimentario.

Removemos agitando la cazuela de un lado para otro (sin usar cucharas, porque sino, se nos romperán las patatas y el bacalao?

Añadimos unas bolitas de pimienta y las hojas de laurel.

Tapamos y dejamos que se cocine a fuego lento durante 20 minutos. Vamos agitando la cazuela de vez en cuando para que “trabe” el caldo. 5 minutos antes de que termine el tiempo de cocción añadimos las gambas y subimos el fuego a fuego fuerte para que evapore el exceso de agua.

Dejamos que repose unos minutos y volvemos a agitar la cazuela.

Más información –  lenguados con tomatedorada al horno

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *