Guisantes al ajillo

¿Os gustan los guisantes?. Normalmente forman parte de uno de esos alimentos de suma importancia en nuestra dieta (por su alto contenido en ácido fólico), pero que a muy pocos nos gustan… Casi sin quererlo los añadimos en arroces u otras preparaciones, pero hoy os voy a proponer una opción en la que ganan un poco más de protagonismo: Guisantes al ajillo.

Guisantes al ajillo

Grado de dificultad: Muy fácil

Tiempo de preparación: 10 minutos (si tienes los guisantes ya hervidos o de bote)

Ingredientes para 2 personas:

  • 1 bote de guisantes (puedes utilizarlos frescos, pero tendrás que hervirlos primero)
  • 3 dientes de ajo
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Elaboración:

En una sartén calienta el aceite de oliva y añádele los ajos cortados en rodajas. Deja que se cocinen unos minutos a fuego lento y agrega los guisantes junto con la sal y la pimienta.

Guisantes al ajillo

Continúa cocinando durante unos minutos más y listo.

Guisantes al ajillo

A la hora de servir…

Podrás servirlo como guarnición de carnes o pescados e incluso junto a un puré de patatas, para una cena ligera.

Sugerencias sobre la receta:

En lugar de utilizar solo guisantes prueba a añadir más verduras cortadas en trozos pequeños como zanahorias, judías verdes, champiñones… Te conseguirás una guarnición muy completa y riquísima.

Lo mejor…

En lugar de  utilizar guisantes de bote puedes optar por los frescos, en ese caso cuando los compres hiérvelos y, una vez que se hayan enfriado, guárdalos en el congelador. Cuando los necesites simplemente tendrás que descongelar, cocinar ¡y listo!.

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 205

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *