Filetes de jabalí

La carne de caza empieza a ser, en las grandes ciudades y en la vida moderna un gran desconocido (no así en los pueblos de caza o de montaña, donde siempre que vamos de visita nos preguntamos cómo se puede comer así de bien).

El sabor de una buena carne de un animal criado en libertad, alimentado con frutos secos y con la fortaleza que le da la vida salvaje, no tiene comparación

La carne de caza empieza a ser, en las grandes ciudades y en la vida moderna un gran desconocido (no así en los pueblos de caza o de montaña, donde siempre que vamos de visita nos preguntamos cómo se puede comer así de bien).

El sabor de una buena carne de un animal criado en libertad, alimentado con frutos secos y con la fortaleza que le da la vida salvaje, no tiene comparación.

Ingredientes:

500 gr. Solomillo de jabalí

Tomillo

Pasas

Piñones

Vinagre de Módena (prefiero ese que es más dulzón, pero sirve cualquier vinagre de vino también)

Aceite

Agua

Avecrem

Patatas

Tomates

Calabacines

En un recipiente mezclamos un buen chorro de aceite de oliva, el vinagre, tomillo, sal y pimienta. Maceramos la carne en esta salsa, durante unas 10-24 horas.

Una vez macerada la carne, reservamos la salsa y apartamos los filetes a un plato para, cuando tengamos todo lo demás listo, pasarlas por la plancha o parrilla.

Ponemos el horno a unos 200º (si es muy potente puede ser menos) y empezamos a preparar la salsa mientras se calienta.

Para la salsa, rehogamos las pasas y los piñones y le añadimos la salsa sobrante de macerar los filetes, un vaso de agua y una pastilla de avecrem. Dejamos reducir durante unos 20 minutos.

En el horno ya caliente, ponemos las patatas (cortadas en juliana gorda), los calabacines (también en tacos gorditos) y los tomates enteros. Dejamos asar todo unos 15-20 minutos.

Una vez tenemos lista la salsa y la guarnición, pasamos los filetes de jabalí por una plancha o por la parrilla (las sartenes-parrilla para vitrocerámica van perfectas) a fuego bien fuerte, para que nos quede jugosa.

Servimos los filetes con la guarnición y la salsa por encima. Podemos decorar con un poco de perejil, como en la foto.

Bon apetit. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *