Fabes con almejas, receta asturiana

Fabes con almejas

Parece mentira que con dos ingredientes pueda conseguirse un plato tan espectacular como este. Las fabes con almejas son un clásico de la cocina asturiana y un imprescindible en el recetario de todos los amantes de los platos de cuchara.

Lo ideal es no escatimar a la hora de comprar las materias primas para elaborarlo. Unas fabes con denominación de origen y unas buenas almejas garantizan el éxito de este plato contundente de la gastronomía española. Ésta es mi versión, que no tiene por que ser la mejor, pero que si os garantizo merece la pena probar. También podéis cocinarlas con costilla ¡otra opción!

Ingredientes

  • 400 g. de fabes
  • 400 g. de almejas
  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • 1/2 pimiento verde
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 hoja de Laurel
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 3 hebras de azafrán
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cayena
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Sal

 

Elaboración

La noche anterior debemos poner las fabes a remojo en agua fría.

Al día siguiente ponemos las fabes en una cazuela grande y ancha y las cubrimos con agua fría. Cocemos a fuego fuerte hasta que rompan a hervir. Entonces, desespumamos y bajamos el fuego.

Incorporamos a la cazuela 2 dientes de ajo pelados, una cebolla cortada por la mitad, el laurel y el pimiento verde. Cocemos durante 2-3 horas a fuego lento, moviendolas de vez en cuanto pero sin introducir ningún tipo de cuchara para no romper las fabes. Durante estas dos primeras horas de cocción es interesante “asustar” las fabes cada media hora aproximadamente, incorporando medio vaso de agua fría para cortar la cocción; asi evitaremos que las fabes se pelen y estéticamente luzca mas el plato. Utilizaremos el primer “susto”, a media hora de comenzar la cocción, para disolver en el agua el azafrán y el pimentón que darán color a nuestras fabes.

Tras dos horas de cocción podemos empezar a preparar las almejas. Para ello, rehogamos en una sartén una cebolla y un diente de ajo finamente picado. Cuando la cebolla esté tierna, añadimos una cucharada de harina y una cayena y seguimos cocinando para tostar un poco la harina. Finalmente añadimos medio vaso de vino blanco y un chorrito de agua y dejamos que la mezcla se reduzca y espese cocinando a fuego medio-fuerte durante unos minutos.

Lavamos bien las almejas y las incorporamos a la sartén. Tapamos y dejamos que se abran.

Una vez abiertas, las incorporamos a las fabes que a estas alturas debieran estar ya tiernas. Dejamos cocinar 5 minutos más a fuego lento para que se combinen los sabores y servimos caliente.

Fabes con almejas

Notas

  • No he utilizado sal porque las almejas junto a otros condimentos le han dado ya suficiente sabor a las fabes. Si hubiese sido necesario, hubiera rectificado el punto de sal tras añadir las almejas.

Mas información – Alubias blancas con costilla, receta económica y nutritiva

Más datos sobre la receta

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 390

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *