Ensalada de alcachofas con patata

plato-final

Tenemos la suerte de que en España contamos con un gran numero de productos y alimentos muy variados y sanos con los que elaborar cientos de platos a diario, entre sencillos y mas complicados podemos conseguir una dieta saludable para grandes y pequeños.

Así pues, el día de hoy os mostramos una ensalada de alcachofas con patata para chuparse los dedos, por eso iremos a comprar todo lo necesario para realizarla, mientras que vamos organizándonos en el tiempo para no saltarnos ningún paso fundamental.

Grado de Dificultad: Fácil
Tiempo de Preparación: 10 minutos

Ingredientes:

  • alcachofas en vinagre
  • hierbas provenzales
  • patatas hervidas
  • huevo duro
  • endivias
  • aceite
  • salingredientes-plato

Del mismo modo, ahora que ya hemos comprado todo lo necesario y lo tenemos en la cocina preparado, empezaremos lavándonos las manos y nos colocaremos el delantal.

Por un lado, cortaremos las alcachofas en vinagre en cuatro, dejándolas apartadas en un plato, troceando también las patatas hervidas en dados, que las teníamos reservadas de la comida anterior, porque como sabéis siempre es bueno reciclar, inventando manjares nuevos.

paso-uno

A continuación, trocearemos en un bol el huevo duro y le agregaremos todo lo anterior, para añadir las endivias que con ayuda de un cuchillo cortaremos en trozos pequeños.

Asimismo, lo mezclaremos todo bien con ayuda de un tenedor y aliñaremos a nuestro gusto, con aceite, hierbas provenzales y sal, dependiendo del gusto de cada uno se le puede poner vinagre o cualquier otra especia.

plato-final

Esta ensalada es estupenda para acompañar cualquier plato de otoño, tanto de carne como de pescado, así que no dudéis en hacerla porque es ligera y sencilla.

Sin mas que añadir os deseo un buen provecho y que gocéis en la cocina mientras la hacéis, recordando que podéis modificar cualquier ingrediente si no es de vuestro agrado o añadirle mas cosas para hacerla única.


Loreto

Para mi la gastronomia es un arte. Y poder escribir sobre ella no tiene precio, soy de las personas que piensan que la cocina relaja, evade y nos fomenta la imaginación. Así que transmitir mi punto de vista me resulta divertido e interesante. Con trenta años, aspiro a muchas cosas aún, pero sin duda alguna la de viajar por los mejores restaurantes del mundo es una de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *