Albóndigas en salsa de tomate

Albóndigas en salsa de tomate

¡Hola!, soy Ale Jiménez y desde hoy me embarco en este equipo centrado en el mundo de la gastronomía. Espero poder satisfacer vuestros paladares además de ayudaros ante cualquier duda que tengáis sobre las recetas.

La primera receta con la que quiero empezar, son unas deliciosas albóndigas caseras. Esta receta, al ser tan tradicional, tiene multitud de variantes, en la que cada persona le da su toque personal. 

Ahora os dejo esta riquísima receta que hacía mi abuela, pero con ese toque personal que os comentaba antes, que en mi opinión y, en el de los demás comensales que las han probado, le da un sabor suculento. Esta receta de albóndigas caseras no tiene muchos ingredientes ni tampoco mucha dificultad así que… ¡manos a la obra!.

Ingredientes

  • 250-300 g de carne de ternera picada.
  • 50 g de miga de pan.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 cebollas medianas.
  • 2 tomates medianos.
  • Harina.
  • 2 huevos.
  • Pan rallado.
  • 1/2 cucharada de azúcar.
  • Aceite de oliva.
  • Tomillo.
  • Perejil.
  • Sal.

Elaboración

Primeramente lo que tenemos que hacer son las albóndigas. En un bol, ponemos la carne picada y le echamos los dos dientes de ajo bien picaditos. Después vamos añadiendo la miga de pan (mojada previamente en leche), la sal, el tomillo, el perejil y un huevo entero. Removemos todo muy bien con un tenedor para que toda la mezcla sea homogénea.

Seguidamente vamos cogiendo con las manos pequeñas porciones de esa mezcla e ir dándoles la forma redonda típicas de las albóndigas. Cuando ya tengamos todas, las pasamos por harina y las freímos. El aceite no debe de estar demasiado caliente, ya que cometeremos el error de que se nos dore mucho por fuera pero en el interior sigan estando crudas. Cuando las hallamos frito todas las reservamos.

Ahora es turno de la salsa de tomate. Picamos las cebollas y los tomates, no importa que estén en trozos grandes ya que después lo trituraremos. Luego, en una sartén echamos un buen chorreón de aceite de oliva y agregamos la cebolla junto  con sal. Cuando ésta esté bien hecha añadimos el tomate y la cucharadita de azúcar para contrarrestar la acidez del tomate y, seguimos cocinando unos 20-25 minutos más.

Cuando ya veamos que la salsa está bien, pasamos a triturarla. Por último, la devolvemos de nuevo a la sartén y añadimos las albóndigas, donde seguiremos cocinándolas entre 8-10 minutos más.

Esta receta podemos acompañarlas de muchas maneras, patatas fritas, guisantes, zanahorias, etc… eso os lo dejo a vuestra elección. Espero que os guste esta receta de albóndigas caseras.

Más información – Albóndigas rellenas


Ale Jiménez

Me encanta la cocina desde que era niña, actualmente me dedico a sacar mis propias recetas y a mejorar todo lo que he aprendido durante años, espero que os gusten mis recetas al igual que a mi me gusta compartirlas con vosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *