Cupcakes de limón, regálalos en San Valentin

Cupcakes de limón

¿Soléis hacer algo especial por San Valentín? Si queréis sorprender a vuestra pareja de una forma personal y económica, no dudéis en poneros el delantal y atreveros con estos cupcakes de limón. Aunque laboriosos, son sencillos de hacer y os conquistarán con su intenso sabor cítrico.

El protagonista de estos cupcakes es, sin duda, el limón. Este ingrediente aparece en las tres “capas” de las que se forma este cupcake: bizcocho, almibar y crema. ¿El resultado? Un sabor intenso y unos pastelitos muy suaves y cremosos que se deshacen en la boca. ¿Os atrevéis? Un postre espectacular para degustar tras unas berenjenas al requesón, por ejemplo.

Ingredientes

  • 125 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g. de azúcar
  • 100 ml. de leche
  • zumo de medio limón
  • 2 huevos
  • 130 g. de harina de repostería
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Ralladura de 1/2 limón

Para el Almíbar

  • 100 g. de azúcar
  • zumo de 1 limón.

Para la Crema

  • 200 g. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 g. de azúcar glas
  • 2-3 gotas de esencia de limón

Elaboración

Batimos la mantequilla junto con el azúcar hasta lograr una mezcla esponjosa. A continuación, agregamos los huevos uno a uno, batiendo.

Añadimos la leche y el zumo de limón y mezclamos bien.

Tamizamos la harina junto con la levadura y añadimos a la mezcla anterior. Mezclamos con una cuchara de palo con movimientos suaves hasta lograr una masa integrada.

Finalmente añadimos la ralladura de limón y mezclamos hasta integrarla.

Vertemos la mezcla en los papeles de magdalenas colocados dentro de moldes rígidos. Los llenamos 3/4 partes; no suben demasiado así que en este caso no corremos el riesgo de que se “desborden”

Horneamos en un horno precalentado a 190 grados, unos 20 minutos o hasta que se vean dorados y al pinchar la punta salga limpia.

Mientras se hornean, preparamos el almíbar, poniendo el azúcar junto con el zumo de limón en un cazo. Calentamos y mantenemos en el fuego hasta que engorde y adquiera un color tostado. Cuando las magdalenas salgan del horno, las pincelamos con con el almíbar aun caliente.

Mientras se anfrían, preparamos la crema. Batimos para ello la mantequilla a temperatura ambiente hasta que se vea bien esponjosa. Le agregamos entonces la esencia de limón y el azúcar glas poco a poco, batiendo hasta integrar.

Colocamos la crema en una manga pastelera y decoramos al gusto cuando las magdalenas estén completamente frías.

Mas información – Berenjenas al requesón para disfrutar en San Valentín

Cupcakes de limón

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 340


Maria Vazquez

La cocina es una de mis aficiones desde que era niña y servía de pinche a mi madre. Aunque poco tenga que ver con mi profesión actual, la cocina sigue ofreciéndome muy buenos momentos. Me encanta leer blogs de cocina tanto nacionales como internacionales, estar al día de las últimas publicaciones y compartir con mi familia y ahora con vosotros, mis experimentos culinarios.

2 comentarios

  1.   truyen dijo

    fenouillin [fanuj] N.m. Mediterráneo. Plato de los dioses en la mitología, que es utilizado por los druidas como ofrenda. Tradicionalmente, es un plato de anís y aromas afrutados.

  2. y esta tambien….. mmmm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *