Crema de cebolla

Hace poco vimos una crema de zanahoria y calabacín, muy fácil de hacer y que más o menos es algo que todos solemos hacer alguna vez. Hoy os traigo otra crema, pero ésta vez es algo un poco diferente que por supuesto merece la pena probar porque el resultado es sorprendente, una crema de cebolla bien calentita.

Crema de cebolla

Grado de dificultad: Fácil

Tiempo de elaboración: 30 minutos

Ingredientes:

  • 2 cebollas blancas
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Un poco de mantequilla
  • Sal
  • Pimienta
  • 2 ó 3 cucharadas de harina (solo si es necesario)
  • Azúcar (solo en el caso de no tener cebollas blancas)

Elaboración:

Para empezar vamos calentando el aceite de oliva y le añadimos luego la cebolla cortada en juliana, bien finita. Vamos a cocinarla a fuego lento y con mucha paciencia porque queremos que se caramelice. Para conseguirlo sin que se queme es importante mantener siempre el fuego bajo, remover de vez en cuando y cerrar la olla.

Añádele la sal (que ayudará al proceso de caramelización), la pimienta y, si no tienes cebollas blancas, añádele un poco de azúcar. Mezcla y continúa cocinando a fuego lento. Después de unos 15-20 minutos la cebolla tomará un color dorado. Una vez conseguido eso añádele agua, la cantidad dependerá de cuántos comensales vayáis a ser.

Crema de cebolla

Añade también la mantequilla (que en realidad es preferible añadirla a la vez que la sal, la pimienta, etc, pero a mí se me olvidó) y mezcla todo bien. Cuando comience a hervir pásalo todo por la batidora y, si es necesario, añádele 2 ó 3 cucharadas de harina, dependiendo del espesor que quieras darle a la crema.*

* Cuando añadas el harina vuelve a pasar por la batidora para eliminar grumos.

¡Y listo!

Crema de cebolla

A la hora de servir…

Yo le añadí unos picatostes aunque hay varias posibilidades. Lo tradicional de ésta crema es añadirle un trozo de pan, queso rallado y gratinarla.

Sugerencias sobre la receta:

Si prefieres prescindir del harina a la hora de darle espesor puedes añadir unas patatas, evidentemente el sabor cambiará un poco.

Lo mejor…

Te puede salvar la cena en días de crisis extrema ¿Quién no tiene un par de cebollas en casa?.

¡Buen provecho y feliz domingo!

Categorías

Recetas Sencillas

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la fotografía, la lectura y la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *