Champiñones rellenos

Hoy vamos a preparar unas tapas de champiñones rellenos. España es el tercer productor de champiñones de Europa, después de Francia y Holanda. Así me explico la gran oferta que siempre veo en los supermercados. Algunas personas los consumen  porque son apropiados para las dietas por su bajo nivel calórico y a la vez ricos  en vitaminas y minerales. Aunque siempre son una excelente elección para dar sabor y aroma a nuestras recetas.  Utilizaremos champiñones grandes, de esos que da pena picarlos, así que los vamos a rellenar.

Tiempo de elaboración: 40 minutos

Ingredientes


  • 12 champiñones grandes enteros
  • 4 echalottes
  • 200 gr de bacon
  • 200 gr de queso emmental
  • 1 cucharadita de mostaza
  • 2 cucharadas de queso quark
  • 1 yema
  • sal y pimienta
  • 6 tomates cherry
  • perejil

Preparación

Estos champiñones son de la variedad  Agaricus Bisporius enteros, cultivados en Cuenca. Para saber si están frescos basta con comprobar si cuesta separar el pie del sombrerito.
Lo primero que hacemos es limpiarlos con un paño para que no queden restos de tierra , luego los pasamos en agua con limón, pero no los dejamos mucho sino se esponjan. Secamos perfectamente. Apartamos los pies de las cabezas, y con una cucharita los ahuecamos.
Para preparar el relleno, rehogamos las cebollitas en un cazo y  después añadimos los tallos picados con la mitad del bacon. Dejamos a fuego medio hasta que estén cocidos. Luego llevamos esta preparación al bol de la procesadora, añadimos el queso quark , la yema, mostaza,  sal y pimienta . Conseguimos una pasta homogénea  y luego incorporamos el resto del queso emmental uniendo bien con una cuchara. Esta pasta será el relleno de los champiñones. Por otro lado ponemos en una sartén aceite y mantequilla, y freímos los sombreritos sin que lleguen a dorar. Los escurrimos bien y dejamos enfriar.
Cuando estén fríos rellenamos con la pasta y trocitos de bacon. Cubrimos con el resto del queso emmental, y coronamos cada uno con medio tomate cherry, a los que les habremos sacado las semillas y escurrido el agua y un toque de perejil picado. Forramos una fuente de horno poco profunda con papel de alumnio  y acomodamos los champiñones, por último rociamos con aceite de oliva y llevamos 10 minutos al grill o hasta que doren.
Ya están
Nuestros champignones rellenos son ideales como tapa para acompañar una cerveza o aperitivo. Los servimos en raciones de dos, bien calientes  con unas tostaditas.

Un comentario

  1.   carol dijo

    Rico …. mmmm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *