Brioches fáciles para meriendas en compañía

Brioches

¡Hola de nuevo!. Se me había roto la cámara y llevaba un tiempo haciendo “apaños”, haciendo fotos con el móvil y tirando de fotos que ya tenía hechas desde hace tiempo, pero ¡Por fin me ha llegado mi nueva cámara!. Para estrenarla he elegido una receta muy fácil, unos ricos brioches que podéis preparar en un momentín.

Lo mejor de estos brioches no es solo su facilidad de preparación, sino que además son muy versátiles y los podéis rellenar con lo que más os guste: Mermelada, lonchas de queso, etc. Son ideales para cuando llegan invitados o para ofrecer cuando celebramos algo, por ejemplo, en una merienda infantil.

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 75 gr de leche tibia
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 300 gr de harina de fuerza
  • 10 gr de levadura fresca
  • 60 gr de mantequilla (a temperatura ambiente)

Elaboración

En un recipiente vamos a mezclar los huevos, la sal, el azúcar, el harina y la leche con la levadura previamente disuelta en ella. Cuando todos los ingredientes estén bien incorporados, cortaremos la mantequilla en pequeños dados y la añadimos poco a poco. Al finalizar, pulverizamos la superficie de la masa con un poco de agua y la cubrimos con un paño limpio hasta que haya doblado su volumen (Una hora aproximadamente).

Pasado ese tiempo volcamos la masa sobre una superficie enharinada y la dividimos en diez porciones. Con cada porción haremos una bola. Colocamos las bolas sobre la bandeja de horno que vayamos a usar, las cubrimos de nuevo con un paño y dejaremos que repose 45 minutos.

Por último, encendemos el horno a 190ºC y mientras vamos a pintar los brioches con huevo batido. Cuando estén listos los metemos en el horno y los hornearemos durante 15-20 minutos (hasta que veamos que están dorados). ¡Listo!.

Brioches

Notas

  • La masa debe quedar lisa y brillante. En principio parece demasiado líquida e imposible de manejar, pero después del reposo cambia. Aún así, para manejarla deberás enharinarte las manos para que no se te pegue a los dedos.
  • Si deseas un acabado más bonito puedes mezclar agua con azúcar y añadirlo a cada brioche (después del huevo batido). De esta forma los podrás comer incluso sin rellenar aunque, en caso de querer rellenarlos, te limita un poco porque ya no encajaría igual de bien con el queso, por ejemplo.
  • No es necesario ningún utensilio específico para preparar esta receta. Una batidora de varillas la facilita aún más pero no es imprescindible. Tampoco uso báscula, me guío con cucharas grandes, de las de siempre (una cucharada son 25 grs y vale para el harina, el azúcar, la leche…).

Más información – Galletas fáciles de vainilla y chocolate

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 150

Categorías

Repostería

Dunia Santiago

Soy técnica en educación infantil, estoy metida en el mundo de la redacción desde 2009 y acabo de ser madre. Me apasiona la cocina, la fotografía, la lectura y la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *