Bocados de pechuga con salsa de cacahuete

final-receta

Hay épocas del año en las que por el buen tiempo que hace o porque queremos celebrar algo importante, se nos ocurre realizar cenas o comidas en casa, por eso es fundamental saber hacer entrantes y pica-pica diferente y variado para que los invitados queden sorprendidos en todo momento.

Así pues, la receta que os mostramos hoy se trata de unos bocados de pechuga con salsa de cacahuete, una receta sencilla para la que tendréis que ir a comprar unos ingredientes básicos, mientras nos organizamos bien el tiempo para su preparación.

Grado de Dificultad: Fácil
Tiempo de Preparación: 10 minutos

Ingredientes:

  • pechuga de pollo
  • salsa de cacahuete
  • panreceta-ingrediente

Una vez tengamos los ingredientes en la cocina, que mejor que colocarnos el delantal, lavarnos las manos y empezar con estos bocados sabrosos con los que no quedareis indiferentes.

Del mismo modo, destacar que esta también es una receta en la que reciclamos ingredientes, en este caso la pechuga de pollo, por lo que todo sera mucho mas fácil de hacer.

paso-uno

En primer lugar tendréis que cortar unas rebanadas de pan, dependiendo de las personas que vayan a comer de este entrante, en mi caso he cortado cuatro trozos.

Con ayuda de un cuchillo, vamos untando el pan de crema de cacahuete, poniendo una buena capa para que se note bien el sabor.

final-receta

Después, únicamente tendremos que poner los trozos de pechuga de pollo sobre los pinchos de pan, para hacer un bocado tremendo de sabores mezclados. Este sencillo plato lo podéis acompañar de una ensalada o incluso unas patatas chips para crear un combinado perfecto.

Esta receta ofrece un sinfín de combinaciones, tanto por la carne como por el modo de preparación, pudiéndole poner otro tipo de salsa como es la mostaza. Sin mas que añadir por hoy, os deseo un buen provecho y que disfrutéis en la cocina preparando este manjar.


Loreto

Para mi la gastronomia es un arte. Y poder escribir sobre ella no tiene precio, soy de las personas que piensan que la cocina relaja, evade y nos fomenta la imaginación. Así que transmitir mi punto de vista me resulta divertido e interesante. Con trenta años, aspiro a muchas cosas aún, pero sin duda alguna la de viajar por los mejores restaurantes del mundo es una de ellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *