Arroz con pavo y un toque especial

El arroz es un alimento que no puede faltar en nuestras cocinas porque, además de ser el cereal más importante en nuestra alimentación, tiene una gran ventaja que nos facilita mucho a la hora de cocinar: combina con todo. Hoy os traigo un arroz con pavo muy sencillo, fácil de hacer y con un toque un poco diferente al habitual.

Arroz con pavo y un toque especial

Grado de dificultad: Fácil

Tiempo de preparación: 30-40 minutos

Ingredientes para 3-4 personas:

  • Un puñado de arroz por persona
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 2 tomates
  • 1 pechuga de pavo
  • Sal al gusto
  • Media cucharadita de pimienta
  • Media cucharadita de cúrcuma
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Elaboración:

Antes de comenzar limpia bien las verduras y corta la cebolla, el pimiento rojo y el pimiento verde en cuadritos y los tomates en cubos. Corta también la pechuga de pavo en cubos.

En una olla pon la cucharada de aceite a calentar. Cuando esté caliente añade la cebolla, los pimientos y deja que todo se haga a fuego lento. Luego añade los tomates y espera hasta que se deshagan. Una vez que se han desecho añade la pechuga de pavo.

Arroz con pavo y un toque especial

Cuando el pavo haya tomado color añade el arroz y cubre de agua (la cantidad de agua debe ser el doble que la de arroz). Añade la cúrcuma, la sal, la pimienta y deja que el agua reduzca del todo, cuidando que no se pegue el arroz a la olla. ¡Y ya está listo para disfrutar!.

Arroz con pavo y un toque especial

A la hora de servir…

Puedes darle alguna forma para que su presentación sea más curiosa. Ayer también te explicaba cómo hacerlo en la receta de delicias de pollo exótico: utilizando un aro de emplatar. En el caso de que no tengas (que es mi caso) puedes utilizar un bol, un vaso, etc. Todo depende de la cantidad de arroz que quieras añadir. Yo en este caso he usado un tupper redondo de tamaño medio, pero cuando sirvo arroz como acompañamiento utilizo una taza bajita.

Sugerencias sobre la receta:

  • Si no te gusta el pavo puedes sustituirlo por pollo o incluso por unas gambitas.
  • Puedes añadir más verduras si lo deseas, como champiñones, por ejemplo.
  • Si la cúrcuma no te convence puedes no ponerla, pero entonces perderá ese toque dulzón y diferente que se consigue con ella.

Lo mejor…

  • Hemos conseguido un plato completo en el que se incluyen cereales, verduras y carne blanca de una forma sencilla.
  • No se necesita un presupuesto alto.

Más datos sobre la receta

Tiempo de preparación

Tiempo de cocinado

Tiempo total

Kilocalorías por ración 320

2 comentarios

  1.   Eneri dijo

    Pues yo siempre siempre le echo cúrcuma, me encanta. Otras veces le echo azafrán, pero es más caro y con la cúrcuma queda bien rico. Lo que no le echo nunca es colorante, pudiendo utilizar un colorante natural como la cúrcuma…además, tiene muchos beneficios. un besin

  2.   Dunia dijo

    Para mí ha sido todo un descubrimiento, pero a partir de ahora prometo copiarte jajaja ; )

    Besitos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *