2

Berenjenas en milanesa

Print Friendly

Berenjenas en milanesa2 Berenjenas en milanesa

Hoy haremos unas  berenjenas empanadas o berenjenas en milanesa. Las berenjenas contienen igual que las papas verdes o con brotes y los tomates sin madurar una sustancia llamada solanina que ingerida en grandes cantidades resulta tóxica. Por lo que no se recomienda comer crudas ni papas ni  berenjenas. Nosotros en nuestra receta las vamos a pelar y freír que es la cocción más eficaz para eliminar esta sustancia. Además de no dejar ni rastro de solanina vamos a preparar unas milanesas sabrosas y crujientes.

Otro secreto de las berenjenas es que tienen una vida muy corta, así que tendremos especial cuidado al elegirlas. Buscaremos las más pesadas comparadas con su tamaño, que tengan la piel lisa y brillante y sin manchas. Además deben tener una consistencia firme que comprobaremos si golpeamos suavemente con un dedo y rebota. Teniendo en cuenta el corto tiempo que se conservan no conviene comprarlas con mucha antelación al día que las pensamos consumir.
Tiempo de preparación: 1 hora
Ingredientes ( 4 personas)
Berenjenas en milanesa 11 Berenjenas en milanesa
  • 3 berenjenas
  • 3 huevos
  • pan rallado con ajo y perejil
  • mostaza y sal

Para gratinar

  • 4 tomates maduros medianos
  • orégano, albahaca, ajo deshidratado
  • queso emmental rallado

Para bocata

  • Pan
  • lechuga y tomate

Preparación

Pelamos y cortamos las berenjenas a lo largo de 1 cm de espesor.  Salamos de ambos lados y acomodamos en un escurridor durante media hora.

Al cabo de ese tiempo este proceso logra que con el agua que pierden también se suaviza el sabor amargo. Luego las escurrimos y secamos bien y las introducimos en el batido de los tres huevos con la cucharadita de mostaza , sal y pimienta..

Las pasamos luego por pan rallado de ambos lados, presionando el pan con un tenedor, para que la milanesas queden acartonadas.

Freímos en abundante aceite caliente. Cuando doren, las sacamos y agitamos el escurridor antes de colocarlas sobre un plato en el que hayamos puesto otro dado vuelta, así nos quedarán secas y muy crujientes.

Sugerencias para consumirlas

La opción más sencilla es comerlas al plato con ensaladas varias. Nosotros nos vamos a complicar un poquito más y las prepararemos gratinadas al horno. Empezamos pelando y cortando los tomates en cubos. Los ponemos en una sartén con aceite y condimentos y una cucharadita de azúcar para bajar la acidez. No dejamos que cocinen demasiado, los retiramos del fuego cuando estén blandos. Ponemos en una fuente de horno untada con mantequilla y pan rallado una capa de milanesas , luego cubrimos con los tomates y espolvoreamos con el queso emmental.

Llevamos al horno hasta que comience a dorar el queso.  Listo! A comer caliente.

También podemos prepararnos un riquísimo bocata vegetariano.

2 comentarios

  1.   Cuchara de Oro dijo

    Que cosa mas rica!! Me encanta!

  2.   carol dijo

    Buenisima la receta, me encanta la berenjena, el aceite tiene que estar bien caliente porque sino absorve mucho.

Escribe un comentario